Medio Ambiente aún desconoce por qué mueren los reos en el río Eume

26

[La Voz de Galicia] El delegado provincial de Medio Ambiente, Manuel Tajes, arrojó ayer algo de luz sobre el desastre ecológico que ha matado desde principios de mes a centenares de reos en su regreso al río Eume para desovar. Según el alto cargo de la consellería, los niveles de acidez del agua a los que se atribuye la mortalidad de los peces se detectaron también río arriba, desde la presa de A Ribeira, en As Pontes. Este es el argumento que utilizó el delegado provincial durante un intenso debate desarrollado en la mañana de ayer en Radio Voz Ferrol (105.4 FM) y en presencia de pescadores de la zona. Según Tajes, este dato descarta que los corrimientos de tierras ricas en piritas (un material acidulante en contacto con el agua) detectados en las obras de la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64) sean los causantes de las muertes de reos en la zona intermareal del río.
16 de Marzo 2005 : MEDIO AMBIENTE IMPULSA UN PLAN PARA REGENERAR EL RÍO EUME


Sin embargo, las muestras de pH bajo se remontan río arriba y el delegado provincial de Medio Ambiente consideró que «queda por determinar si la afectación química del Eume tiene o no una causa natural». Hasta la fecha, alegó no haber detectado «vertido alguno que pueda certificar a lo largo de la cuenca esa variación del pH».
Quedó demostrado ya, según las analíticas del área de Microbiología de la Universidade de Santiago, que la muerte de los reos no es de carácter biológico. Los animales biopsiados carecen de virus, bacterias o cualquier indicio de que mueran debido a alguna enfermedad. Además, según la administración, cobra fuerza la «hipótesis» de que la modificación del pH, que volvió el río más ácido de lo habitual, se deba a motivos geológicos del lecho del cauce y sujeto a variaciones pluviométricas, como ya apuntaba anteayer la Consellería de Medio Ambiente.
En cualquier caso, continúa el despliegue para realizar muestreos constantes hasta cerciorarse de lo que ocurre, siempre según las mismas fuentes. Hasta la fecha, participaron en el dispositivo una treintena de personas de la administración gallega. Y ayer estaba previsto desplazar un laboratorio móvil al río para practicar analíticas pormenorizadas en tiempo real.
Tajes también consideró que se están recopilando datos históricos de Augas de Galicia «que dicen que existen acidificaciones similares» en función de las lluvias y el curso del río en determinadas épocas del año; solo que en esta ocasión «ha coincidido» con el momento del remonte de los reos.
Por otra parte, el delegado de Medio Ambiente anunció que las últimas tomas practicadas en el río arrojan datos positivos que apuntan a una recuperación del cauce. Según Manuel Tajes, el pH del Eume está volviendo a los niveles adecuados, que en condiciones normales rondan los siete puntos, y no los cinco en los que se situó en las últimas semanas.
Más de un centenar de peces
Así las cosas, los pescadores del Eume no dan aún crédito a las palabras del representante de la consellería. Consideran que la administración se ha puesto en evidencia con detalles como el de computar el número de peces muertos en 23, mientras que ellos mismos alegan haber visto o retirado del cauce más de un centenar. Tajes corroboró la cuenta realizada por técnicos de la Xunta y dijo que hacía dos días que no aparecían nuevos ejemplares frescos. Esta postura fue rebatida por los pescadores de la sociedad Caaveiro, entre ellos su presidente, Adriano Paz. Manifestaron que anteayer mismo habían divisado algunos peces arrastrados río abajo en sus últimos estertores.
El biólogo y miembro de la sociedad Caza y Pesca Xuvia, Alberto Mera, explicó que las variaciones de cualquiera de los cauces que desembocan en el Eume pueden modificar las condiciones de pH, entre otras, del río principal. Explicó que «la pluviosidad puede afectar» a la acidificación del cauce, aunque consideró «más lógico que se trate de una suma de circunstancias, porque una bajada de dos puntos en el pH es considerable».
Además, los pescadores informaron de que también río arriba se habían detectado truchas y otras especies muertas o en mal estado durante el comienzo de la campaña de pesca.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios