La Xunta expedienta a las firmas que contaminaron el río Eume

56

[La Voz de Galicia] La Consellería de Medio Ambiente considera «menos grave» el desastre ecológico desatado en el río Eume por filtraciones de tierras con alto contenido en pirita. Así ha calificado la Xunta el expediente sancionador iniciado a principios de julio contra la unión temporal de empresas Cabreiros UTE, que construye la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64). Esto supone una multa que podrá oscilar entre los 6.000 y los 30.000 euros por lo que la Administración describe como un «vertido non autorizado de augas e produtos residuais que está a producir a acidificación da canle pública».


Los terrenos por los que pasa la AG-64 tienen un alto contenido en pirita, un mineral capaz de modificar el ecosistema y hacerlo inhóspito para la vida animal. Según la Xunta, el traslado de esas masas de tierra al cauce del Chamoselo (afluente del Eume), debido a las lluvias de abril y mayo, provocó una brusca bajada del pH en ese río, cuyas aguas contaminadas siguieron su curso hasta la desembocadura del Eume, en donde en junio se detectaron los primeros ejemplares de reo muertos. Coincidía con la primera entrada del salmónido en el cauce para desovar.
El expediente fue incoado en el mismo momento en el que Medio Ambiente reconoció, el 8 de julio (un mes después del inicio de la crisis), que la contaminación del río procedía de las obras de la autovía. La unión de empresas sancionada presentó alegaciones al día siguiente, pendientes aún de resolver.
Esta información fue revelada en el Parlamento gallego, en respuesta a una batería de preguntas sobre el caso del Eume planteadas por el grupo nacionalista, que cuestionó la actuación de la consellería, a pesar de haber sido alertada de la situación por el BNG de As Pontes hace ya un año y medio. Entonces, analíticas independientes apuntaban a una excesiva acidificación de las aguas del Chamoselo.
El desastre ecológico se saldó con la muerte, según la Xunta, de una veintena de reos. No obstante, los pescadores del Eume apuntan ahora que son miles los peces que siguen muriendo al no poder adaptarse a la acidez del río (está aún mil veces por debajo de lo normal). La Voz pudo comprobar hace un mes que la cifra de ejemplares sin vida es muy superior a la facilitada por Medio Ambiente.
La consellería trata ahora de restablecer la situación y ha planificado puentear el tramo del río Chamoselo contaminado con un baipás, entre otras actuaciones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios