Tráfico aumenta los controles de velocidad por radar en más de 300 kilómetros de la comarca

79

[La Voz de Galicia] (…) Si bien se controlarán mediante vehículos con dispositivos de radar las vías de alta capacidad que circulan por la comarca, tanto la autopista AP-9 en su variante entre Ferrol y Miño como la autovía AG-64, entre la urbe y la villa de As Pontes, el mayor interés de Tráfico se centra en otro tipo de carreteras. (…)


Agentes del destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Ferrol estrecharán este mes la vigilancia sobre las carreteras de la comarca. Se trata de una campaña específica de control de velocidad que se desarrollará en unos trescientos tramos de toda Galicia al ser una de las épocas del año en las que más desplazamientos se realizan en coche.
En lo referente al área local, que abarca las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, los agentes de Tráfico recorrerán con sus unidades móviles de radar unos 314 kilómetros entre Pontedeume y Mañón en trece viales distintos. El objetivo es el de controlar que los conductores respeten en todo momento las señales de velocidad y tratar de reducir así la alta siniestralidad que se registra históricamente por estas fechas en toda España.
Si bien se controlarán mediante vehículos con dispositivos de radar las vías de alta capacidad que circulan por la comarca, tanto la autopista AP-9 en su variante entre Ferrol y Miño como la autovía AG-64, entre la urbe y la villa de As Pontes, el mayor interés de Tráfico se centra en otro tipo de carreteras.
La mayor siniestralidad se registra habitualmente en vías de tipo secundario, y por eso diez de las trece infraestructuras de la zona en las que se aumentará la presencia de agentes, principalmente entre esta semana y el domingo de la que viene, son de titularidad autonómica.
Al catálogo de viales incluidos en la campaña de Tráfico se suma también una nacional, la N-651 que comunica Fene y Betanzos. Esta carretera conserva aún tramos en los que se concentran más accidentes, como el punto negro de Rego da Moa, en el término municipal de Fene; o las curvas de O Gaiteiro, en Cabanas, y Campolongo, en Pontedeume.
Entre las vías autonómicas en las que se estrecharán los controles de velocidad están la carretera antigua de As Pontes, el vial entre Neda y Ortigueira, que continúa hasta Mañón, y la carretera de Valdoviño por Meirás.
Los controles serán aleatorios en ambos sentidos de la circulación. Si bien dependerá de las características de la vía, como en el tramo de O Roxal a As Neves de la AC-121, en donde se tomará como referencia el tránsito descendente, hacia Neda.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios