La Xunta suspende el llenado del lago de As Pontes hasta regenerar el Eume

29

La necesidad de aportar agua limpia al cauce para rebajar su acidez retrasará la reconversión de la mina
[La Voz de Galicia] «Endesa non terá autorización para desviar auga». Con esta contundencia se expresó ayer el director xeral de Desenvolvemento Sostible de la Xunta, Emilio Fernández, para referirse al llenado de la antigua mina de carbón de As Pontes, que será convertida en un lago en un ambicioso proyecto de regeneración ambiental del yacimiento clausurado el pasado diciembre.


Según el principal responsable de las tareas de regeneración del Eume, afectado por una extremada acidificación derivada de las obras de la autovía Ferrol-Vilalba, «toda a auga cun pH superior ao que hai no encoro ten que entrar no encoro» de A Capela. Allí comenzaron esta semana las tareas de dilución de carbonato de calcio para reducir progresivamente el nivel de acidez y dotar al embalse de «capacidade de absorción».
Pero la Xunta tampoco ha obviado la necesidad de recibir aportes de agua no contaminada, con un pH superior, procedente de los distintos ríos tributarios canalizados en su día por el perímetro de la mina y de los que se sirven los promotores del lago para llenar el hueco.
En la actualidad, el proceso de llenado se encuentra parado, ya que el permiso de Augas de Galicia para recibir aportes de los ríos veda los meses de verano. En septiembre estaba previsto retomar las tareas y abrir el canal por el que Endesa encauza al año unos 145 millones de litros de agua procedentes del Eume y otros afluentes. Pero esa actuación tendrá que esperar si no mejoran las condiciones de acidez del río en las próximas semanas.
Fernández explicó que el desvío de agua a la mina iniciado en enero fue la primera opción que investigó la Xunta tras comprobar que el río no se recuperaba de manera natural. «En xuño pedín informes técnicos», dijo el director xeral, quien argumentó que el desvío de agua que antes desembocaba en el Eume apenas reduce en milésimas el pH del río principal. Ya antes, en abril, se apuntaba hacia las obras de la autovía como el origen de la contaminación.
El cierre cautelar del aporte de agua a la mina «xa o falamos con Endesa e o entenderon», argumentó Emilio Fernández, por lo que probablemente se produzca un cierto retraso en el llenado del futuro lago de As Pontes.
Mientras tanto, el embalse se recupera con lentitud. Una boya flotante instalada a cinco kilómetros de la presa de A Capela, que envía lecturas de pH cada cinco minutos a MeteoGalicia, remitió ayer una acidez de 5,6 unidades, aún diez veces por debajo de las condiciones habituales en ese punto del río.
Por otra parte, en la cola del embalse, unos 15 kilómetros río arriba, se registraron anteayer lecturas que rozan la normalidad. Aunque la Administración autonómica teme que nuevas lluvias puedan empeorar la situación.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios