R multiplicará por diez la velocidad de Internet antes de que acabe el año

55

[La Voz de Galicia] La operadora gallega de telecomunicaciones, R, ofrecerá antes de final de año la posibilidad de acceder a Internet con velocidades de hasta cien megabytes por segundo dentro de las ciudades de Vigo y A Coruña. La noticia fue confirmada ayer en Santander, en el marco del Encuentro de las Telecomunicaciones organizado por la Universidad Menéndez Pelayo, por el consejero delegado de la compañía, Arturo Dopico, quien también anunció que antes del 2009 duplicarán la velocidad estándar que ofrece actualmente R en Galicia (entre seis y nueve Megabytes por segundo). Estas líneas de alta velocidad se extenderán en un plazo de tres años al resto de Galicia.


La firma gallega cerrará este ejercicio con una facturación de 190 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 80 millones, lo que convierte a la empresa en líder nacional de rentabilidad (proporción entre Ebitda y resultado neto), con un 46%, por encima de Telefónica o de Vodafone. El 35% de sus ingresos proviene de los clientes de empresa.
Este año, R culminará inversiones en la comunidad por valor de 105 millones de euros y cerrará el ejercicio con una cuota de mercado del 35% para el segmento de banda ancha, del 20% en telefonía fija y con más de 22.000 líneas de móvil contratadas. Arturo Dopico explicó que en los próximos meses la compañía decidirá si activa un plan inversor que consumiría casi 300 millones de euros en los próximos cuatro años, para extender su cobertura a 105 nuevas villas gallegas. R garantiza ahora coberturas en las principales ciudades de Galicia y está ya presente en 86 villas. La intención es ampliar este mallado como un eje principal del negocio, en línea con las directrices del gobierno autonómico de extender al máximo los servicios de banda ancha en la comunidad autónoma. R también mejorará su oferta en televisión este año, con un sistema de grabación que permitirá ver a la carta toda la programación de los últimos días.
Vodafone
Los próximos meses serán duros para negociar el futuro del mercado de las telecomunicaciones en España. Ayer, el presidente de Vodafone aseguró que su compañía no invertirá en las redes de nueva generación (la fibra óptica que llegará a los hogares) si el Gobierno obliga a cada empresa a construir su propia infraestructura. Dicho de otra manera, el máximo ejecutivo de Vodafone, Francisco Román, exigió a la Comisión Nacional para las Telecomunicaciones (CMT) que obligue a Telefónica a abrir la nueva red que ya ha comenzado a extender por toda España con inversiones propias.
Román fue todavía más lejos en su pulso con la CMT: «Si no hay rentabilidad con el nuevo marco regulador, no habrá competencia en la fibra óptica, y eso incidirá sobre todo en el consumidor, que no podrá elegir, pero también afectará a la banda ancha móvil y al resto del mercado de las telecomunicaciones», señaló.
El modelo que propone Vodafone pasa por la continuidad del sistema ULL (alquiler del bucle a Telefónica por parte de todos los operadores alternativos). Román llegó a sugerir que no garantizar la continuidad de esta fórmula podría herir gravemente al sector, que se vería «contaminado» por esta falta de competencia. Vodafone adquirió el año pasado Tele 2 (en la que está integrada la viguesa Comunitel) para penetrar en el mercado de la banda ancha. Ayer, el presidente de la operadora, que reconoció que en pocos meses se cerrará la integración de ambas compañías y se lanzará al mercado la nueva oferta de banda ancha domiciliaria con marca Vodafone, llegó a decir que si hubieran sabido que la regulación iba por estos derroteros: «A lo mejor nos hubiéramos planteado las cosas de otra manera».
La CMT, invariable
Al menos de momento, la CMT se muestra invariable en su postura de obligar a las compañías a crear sus propias redes de fibra si quieren prestar servicios avanzados. El presidente del organismo regulador, Reinaldo Rodríguez, aseguró que el futuro pasa no solo por garantizar la competencia, «sino por hacerla sostenible en el tiempo». Y a su juicio esto solo podrá suceder si las operadoras invierten en su propia tecnología para reemplazar a las actuales redes de cobre.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios