Un obrero acuchilla a su jefe, al que humillaba por ser marroquí

106

navallazo.jpg
Hay dos encarcelados por la agresión, cometida en un bar de As Pontes.
[La Voz de Galicia] El encargado de una contrata de las obras de la autovía Ferrol-Vilalba, un joven de origen marroquí, fue gravemente herido de una puñalada en la cara por uno de los trabajadores. La agresión, con claros tintes racistas, se produjo la noche del pasado jueves en el bar de As Pontes donde los empleados comen y cenan. El corte le llega desde la oreja a la boca, en el lado izquierdo de la cara, produciéndole una importante desfiguración.
La jueza de guardia en Ferrol accedió a la petición del fiscal de enviar a los dos sospechosos a la cárcel, acusados de un delito de lesiones agravado por deformidad. Se trata de Jesús Martínez Lomba y Raúl Casaleiro Giráldez, del sur de Galicia, que han ingresado ya en Teixeiro. Según lo declarado por el herido, Jesús lo sujetó contra un coche mientras Raúl le asestaba el golpe de navaja. Según el joven Mohamed, de 27 años, que no quiere que se conozca su identidad completa por el descrédito que tendría en su familia en Marruecos, la relación laboral con los dos agresores desde que llegaron a la empresa fue una verdadera pesadilla para él. Lo han vejado, lo humillaron en varias ocasiones por su condición de marroquí y musulmán, siempre porque como encargado no les permitió utilizar un vehículo de la empresa para sus fines particulares. Ha llegado a pasar miedo, dijo también, por las provocaciones. La discusión, según varios testimonios, comenzó cuando los dos acusados reclamaron al empresario unos salarios atrasados, a lo que el patrón se negó porque, al parecer, habían faltado al trabajo.


Ellos pretendieron retener a Mohamed, cuando se lo encontraron por la noche el día de autos, por lo que él cogió su teléfono móvil para llamar a la Policía Local. Fue entonces cuando ambos se dirigieron al encargado para herirlo con saña. En su descargo los dos denunciados declararon a la Guardia Civil que habían bebido y, en un primer momento, negaron la autoría. El Código Penal prevé penas de tres a seis años de cárcel para este tipo de delitos. Mohamed fue asistido en el hospital de Ferrol.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios