La guardería de As Pontes espera desde el 2006 una subvención de Vicepresidencia de 83.000 euros

66

[La Voz de Galicia] El Concello de As Pontes sigue a la espera de recibir por parte de Vicepresidencia de la Xunta una subvención de 83.000 euros que ambas administraciones pactaron mediante un convenio de cooperación en diciembre del 2006, con el fin de financiar una parte de las obras de ampliación de la escuela infantil Barosa.


Según fuentes del equipo de gobierno, aún no han recibido respuesta del departamento dirigido por Anxo Quintana, casi dos años después de la firma de aquel acuerdo y una vez que el alcalde, Valentín González Formoso, ya ha dirigido misivas, tanto al Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, como a la delegación provincial y a la consellería.
Una vez rematadas las obras de ampliación, la espera por parte de esa financiación continúa, cuando se cumple un año desde que el Concello rechazara la inclusión de la escuela infantil municipal en la red de galescolas de la comunidad. Precisamente, en aquel convenio suscrito en el 2006 entre el equipo de gobierno del BNG y el departamento de la Xunta se recogía la adhesión del Concello al Consorcio y la conversión de la escuela, que no llegó a realizarse tras el cambio de partido en el gobierno municipal.
Ya con el PSOE, y según confirman desde el equipo del socialista Valentín González Formoso, se barajó esta posibilidad, pero finalmente se rechazó tras la negativa de los padres que, en su mayoría, decidieron continuar como escuela municipal, sobre todo porque percibían más cercana una gestión directa con el Concello y porque preferían continuar con el profesorado que ya tenía la escuela, y que cambiaría en cuanto Vicepresidencia se hiciera cargo de ella.
Elevado coste
Desde el Ayuntamiento pontés aseguran además que la galescola resultaría más cara, no solo para las arcas locales, sino también para los padres. Según las cifras que reflejan los presupuestos municipales, la escuela le cuesta al año al Concello algo más de 210.465 euros. A esta cantidad, Vicepresidencia aporta una subvención de 49.000 euros y los ingresos por tasas -las mensualidades que pagan los padres- ascienden a 55.000 o, lo que es lo mismo, cada niño paga al mes de media en torno a 60 euros.
Los planes de Vicepresidencia fijan un precio por plaza para la financiación de la galescola, y estiman un coste total del servicio de casi 400.000 euros, casi el doble de lo actual. A esta cantidad, la Xunta aportará un máximo de un 40%; el Concello, un mínimo del 30% y los padres, el 30% restante. Según estos cálculos y las cifras que Vicepresidencia remitió en su día al Ayuntamiento pontés, el coste mensual por plaza sería de 450 euros, con lo que los padres deberían pagar un mínimo de 135 euros de media. Además, el Concello pontés debería desembolsar otro mínimo de 119.880 euros al año, frente a los 106.645 de ahora.
La conversión de la escuela en galescola conllevaría, según fuentes municipales, la desaparición del servicio de psicopedagogía que el Concello puso en marcha para servir como complemento.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios