Los telecentros le cuestan al Concello de As Pontes más de 5.000 euros al año

27

[La Voz de Galicia] El proyecto de telecentros en As Pontes cumplió dos años el pasado mes de marzo y todavía está calando a marchas forzadas entre la población del mundo rural. Son los más jóvenes los que se adentran en el mundo de las nuevas tecnologías para actividades académicas, de ocio, o incluso, para encontrar ofertas de trabajo a través de la Red. Pero los mayores aún se resisten a sentarse frente al ordenador.


Los centros que el Ministerio de Industria, la Xunta y el Concello desplegaron por once parroquias de As Pontes apenas se usan, pero le cuestan a las arcas municipales más de 5.000 euros al año. Según datos aportados por el Ayuntamiento, los más utilizados son los de Goente, Gondré y Somede, mientras que en el polo opuesto se sitúan los de Bermui, Deveso y O Freixo, donde su uso no es muy regular. Todos ellos están gestionadas por las asociaciones de vecinos, que son las que ponen a disposición de los usuarios los equipos informáticos y los centros cuando lo solicitan.
Sin embargo, a pesar de los cursos que se han puesto en marcha durante estos dos años para iniciar a los más mayores en el ámbito de las nuevas tecnologías, los vecinos de algunas como Bermui o Ribadeume, por ejemplo, siguen pidiendo a alguien que realice por ellos gestiones como la petición de consultas médicas, según reconoce uno de los directivos de la asociación de vecinos. Incluso, algunos de los centros son utilizados como lugar de reuniones o para actividades como jugar a las cartas, al margen inicial que se le ha dado a esas instalaciones.
«Somos muy perezosos»
Los vecinos de las parroquias reconocen ser reacios a sentarse frente a la pantalla, y lo achacan sobre todo a la edad. «Nosotros no tenemos la capacidad de reacción que tienen los jóvenes. Y además, si no lo hemos hecho nunca, ¿cómo nos vamos a poner ahora a aprender?», asegura Aurora, una de las usuarias frecuentes del telecentro de Espiñaredo. Dice además que los cursos que se ponen en marcha son insuficientes para manejar adecuadamente el ordenador, sobre todo porque «te puedes gastar el dinero en Internet sin saber lo que estás haciendo». Eso sí, en este problema todos tienen su parte de culpa: «Somos muy perezosos», afirma.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios