Una experiencia piloto en Galicia de un millón de euros

51

[La Voz de Galicia] El Concello de As Pontes fue, junto con el de Vilalba, el primero de toda la comunidad en implantar las nuevas tecnologías en el medio rural. Fue por el mes de marzo del 2006 cuando se puso en marcha el proyecto Vilas Dixitais, en el que se invirtió casi un millón de euros, una cantidad a la que el Ministerio de Industria aportó el 33%; la Xunta, el 13; y el resto, los concellos, las diputaciones provinciales y entidades privadas como Caixa Galicia, que desembolsó 57.000 euros, o Einsa, con 45.000.


Equipamientos
Los centros abrieron sus puertas entonces en once parroquias pontesas. A los de Goente, Gondré, Somede, Bermui, Deveso y O Freixo, se unieron los de Faeira, Espiñaredo, Ribadeume, Saa y la cooperativa de San Pedro de Eume. Cada uno de ellos está equipado con dos ordenadores, un escáner, una impresora, una cámara web y una grabadora de cedé y deuvedé.
Después de un año en el que funcionaron con una conexión vía satélite, los centros pasaron a disponer de una red wifi sin cables, más rápida y eficiente, que implantó el Concello de As Pontes. Precisamente, es la entidad local la que se encarga de reparar las averías en los equipos y los centros en general, una vez que son informados por las asociaciones de vecinos.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios