Endesa retoma la captación de agua del Eume después de la crisis ecológica

34

Llenado.jpg

Foto tomada este verano, antes de retomar el llenado, del hueco de la mina que será convertido en lago. José Pardo.

La Voz de Galicia. El llenado del futuro lago de As Pontes prosigue según lo planificado. Fuentes de la Consellería de Medio Ambiente confirmaron ayer que Endesa tiene autorización ya para captar agua del río Eume desde principios de este mes, y una vez superada la crisis ecológica en la que se sumió el cauce durante el pasado verano, tras detectarse un exceso de acidez en el agua que ponía en severo riesgo el ecosistema fluvial que baña el parque natural de las Fragas do Eume.


No obstante, la autorización de la Xunta para retomar las tareas se produjo el día 1 de octubre, una semana antes de que Medio Ambiente diera por finalizado el tratamiento químico del embalse de A Capela y con una acidez relativamente elevada aún.
Fue el propio director xeral de Desenvolvemento Sostible, Emilio Fernández, quien se había postulado, ya en agosto, por no permitir que Endesa continuase el plan de reconversión de la mina de carbón en un lago hasta que el río principal del que se surte para su llenado se hubiera repuesto. Apostó entonces por desviar todo aporte de agua al Eume para facilitar su recuperación.
Suspensión cautelar

En cualquier caso, todo apunta a que el llenado de la mina no ha afectado en absoluto al río. De hecho, la suspensión cautelar del permiso que sugería Fernández este verano respondía solo a la reducción de caudal típico del estío.
De este modo, el futuro lago sigue los planes previstos por Endesa. Ya el año pasado se estableció un calendario para desviar parte del caudal del río (principalmente se sirve del agua que excede un determinado nivel en época de crecidas) a convertir ese hueco de más de 200 metros de profundidad en uno de los mayores lagos de la comunidad. Ese calendario, marcado por Augas de Galicia, estipula que el período en el que se puede abrir el canal es el que va de los meses de octubre a marzo, mientras que entre abril y septiembre se frenará el llenado.
De seguir así, el lago será una realidad en el año 2011. De hecho, el invierno pasado se logró superar la cota prevista en un primer momento y se llegó a colmar los setenta metros de profundidad. De ahí a los 206 totales que tendrá el lago antes de rebosar queda un buen trecho. Una vez culminada la actuación, habrá unas 856 hectáreas de superficie acuosa que esconderán un total de 145 millones de litros. A mayores, se habilitará una playa que restará solo 500 metros a los 15 kilómetros de escollera que formarán el perímetro del futuro lago de As Pontes.
Otra señal de normalidad en el cauce eumés es que también este mes ha empezado a desaguar la presa con su caudal habitual. Durante el verano, la canalización que lleva el agua a las turbinas de la central hidroeléctrica de As Pontes, también explotada por Endesa, estaba a medio gas.
Eso redujo considerablemente el volumen de agua que llevaba el río en su curso bajo, a su paso por Pontedeume. Ahora se ha recuperado la profundidad habitual del cauce.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios