La Xunta intenta abrir en noviembre la autovía de As Pontes a Cabreiros con el temor del probable desplome de los taludes

32

La Opinión de A Coruña. La conselleira de Política Territorial, María José Caride, afirmó ayer que el el tramo de la Autovía Ferrol-Vilalba que discurre entre las localidades de As Pontes y Cabreiros será abierto “en cuanto podamos”. La titular del departamento autonómico anunció que este trayecto estará en servicio el próximo mes de noviembre “si es posible”, aunque advirtió de que este plazo dependerá del ritmo de los trabajos que se desarrollan actualmente en los taludes de la autovía.


Caride explicó que la empresa constructora procede en estos días a estabilizar los ribazos de la carretera con el fin de garantizar la seguridad de los conductores una vez que se abra al tráfico. Este problema afectó en su momento al tramo entre Espiñaredo y As Pontes, en el que se produjeron corrimientos de tierras que retrasaron la ejecución de la autovía.
La conselleira, que efectuó estas declaraciones durante una visita a la comarca de Ferrolterra, explicó además que el último tramo de la autovía, que unirá Cabreiros con Vilalba, se encuentra en ejecución a lo largo de todo su trazado y que su conclusión está prevista para el próximo año.
El tramo de As Pontes a Cabreiros, en el municipio lucense de Xermade, contará con un viaducto sobre el río Eume de casi un kilómetro de longitud y cien metros de altura, así como otro de 228 metros de extensión que salvará el curso del río Lavadoiro.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios