Las obras de la autovía Ferrol-Villalba causan un nuevo vertido

53

[ABC, por Pilar Fuentes] La asociación ecologista Adega alertó de que el Río Trimaz, afluente del Ladra, se encuentra acidificado a causa de las obras que se están realizando en la autovía que une Ferrol con la localidad lucense de Villalba.


Según el colectivo, las mediciones efectuadas el pasado sábado revelan un PH reducido en el río a la altura de Cabreiros, en Xermade, lo que está afectando «claramente» al medio ambiente de la zona y, especialmente, a la fauna piscícola.
Ésta no es la primera vez que las obras de la autovía Ferrol-Villalba producen un vertido en aguas fluviales. Así, Adega recordó que el pH del Trimaz es el mismo que el del Río Chamoselo en As Pontes, afluente del Eume, que ya se había visto afectado por la circulación de materiales ácidos provocando un grave daño ecológico.
El grupo de ecologistas alega que dichos casos de vertidos se deben al «deficiente» estudio de impacto ambiental de la autovía, por lo que se preguntan «para qué se hacen» dado que, en este caso «está claro que el EIA dispone del estudio geológico» pero que «no menciona la posibilidad de este problema», así que las obras continúan «a pesar de su fuerte impacto ambiental que incluso tiene consecuencias para el relleno de la mina de As Pontes».
Medidas más allá de la cal
Dada la reiteración de los vertidos, Adega solicitó a la Consellería de Medio Ambiente que tome las «medidas necesarias» para erradicar el problema de acidez y reclamó que las soluciones no se reduzcan únicamente a la aportación de cal, como se está haciendo en la actualidad, sino que «se paralicen las obras de la autovía Ferrol-Villalba mientras persista esta situación». Avanzó que los hechos se pondrán en conocimiento de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, cuenca a la que pertenece el Río Trimaz.
El pasado agosto, el Río Eume sufrió una de las mayores catástrofes ecológicas de Galicia debido al desprendimiento de materiales de pizarra con un alto componente de piritas procedentes de las obras de la autovía en As Pontes, que provocaron la muerte de varias especies pesqueras en la cuenca.
Por aquel entonces, la Consellería de Medio Ambiente estableció penas de entre 6.010 y 30.050 euros a la Unión Temporal de Empresas de Cabreiros, concesionaria de las obras de la autovía AG-64, por una infracción por «vertidos no autorizados» en el Río Eume.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios