«Todos los que trabajamos aquí apagamos luces en casa»

71

Dice que ojalá llegue el día en que solo utilicemos fuentes de energía renovables; pero hasta entonces, seguirán haciendo falta plantas como la que dirige.

[La Voz de Galicia, por Nacho Mirás Fole] Solo cuando uno se mete en las tripas de la corriente, en esa enorme factoría de megavatios que es la central térmica de As Pontes, se da cuenta de lo que hay detrás de un gesto tan cotidiano como encender una bombilla. Luis Fernández Sabugal (Los Barrios de Gordón, León, 1961) dirige a ese equipo humano que fabrica la luz.


Naciendo en una cuenca minera, ¿estaba predestinado a trabajar en la energía?
Prácticamente. Mi abuelo fue minero, mi padre no, aunque siempre tuve mucha relación con el carbón. Pero mi primer empleo no fue ese, aunque también fue un tema negro: el neumático, trabajando en Michelin. Allí aprendí muchas cosas.
Todo, aquí dentro, es impresionante, desde la chimenea a las torres de refrigeración, la caldera…
Este negocio tiene detrás muchas toneladas de hierro. Cuando alguien enciende la luz, fíjate lo que hay detrás. Y cada pequeña cosa que tenemos es una tecnología, un mundo. Hay una tela de araña para que esto funcione.
¿Cuántos son?
Directos, 270 empleos. Pero siempre se dice que un empleo directo genera, al menos, otros cinco indirectos. Y no hablamos del puerto de Ferrol y demás.
¿Es normal que nos suban tanto el recibo de la luz?
Si se mira cómo está evolucionando el mercado de materias primas en el contexto internacional, el carbón, los precios del combustible o los costes del cobre, el acero, son subidas que nos repercuten directamente. Del año pasado a este, el carbón ha multiplicado su precio por dos. Es la ley de la oferta y la demanda y, en un sistema donde la tarifa está regulada, tiene un precio fijo, pero los costes son variables y crecientes… ocurre lo que está ocurriendo: que se produce por encima del coste de venta.
Y alguien podría pensar: tenemos ríos, tenemos viento, ¿y siguen siendo necesarias plantas como esta, que quema carbón?
La energía eólica tiene un problema. O dos. No siempre sopla el viento y no siempre que sopla hace falta. Entonces, siempre tienes que tener un respaldo, una garantía de suministro. Por cada megavatio eólico que se monte, debería haber otro de respaldo. Y la energía eléctrica no solo es encender y que funcione, tiene también indicadores de calidad: tensión y frecuencia. En casa podemos comprobar que, cuando hay más consumo, la tensión baja. Y nosotros tenemos que generar la energía que hace falta para mantener tensión y frecuencia. Los aerogeneradores montados hasta ahora no controlaban esos parámetros. Por eso se necesitan térmicas o nucleares que mantengan la calidad del sistema.
¿Y llegará el día en que solo utilicemos renovables?
Ojalá, pero hay que darle a la imaginación. El gran problema es el almacenamiento; si alguien consigue que podamos meter en grandes paquetes la energía eléctrica para abrirlos cuando haga falta… Hace cuatro años escuché a un experto que decía que, al lado de un parque eólico, debería montarse siempre una central de bombeo. Si tienes viento, utilizas la energía para la red si hace falta, pero si no hace falta, bombeas agua, es una forma de almacenar energía. Pero claro, eso también provoca problemas ambientales.
Uno puede pensar que de una chimenea como la suya, de 356 metros de altura, no puede salir nada bueno…
Fuimos la primera central de España que obtuvo la autorización ambiental integrada, que te define todos tus límites de emisión y vertidos. Reportamos permanentemente a la Administración datos e informes sobre el funcionamiento de la central, en tiempo real. Y nuestros datos de medio ambiente son públicos, no ocultamos nada. La actividad sí tiene impacto; lo que hacemos es minimizarlo.
¿En su casa hace como mi padre, que apaga sistemáticamente todo lo que no hace falta?
En casa hemos instalado sensores y tengo una obsesión por las bombillas de bajo consumo. Pero todos los que trabajamos aquí apagamos luces en casa. Es una cuestión cultural, como la seguridad.
¿Y los Reyes le han traído alguna vez carbón?
Es más, ¡Se lo pedimos!

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios