La nieve complica la circulación en hasta cinco carreteras de la red secundaria de As Pontes

441

LVGNieve01.jpg
Los vehículos circulaban ayer con precaución en las entradas a As Pontes. Santi Vila.
LVGNieve02.jpg
Los vehículos circulaban ayer con precaución en las entradas a As Pontes. Santi Vila.
LVGNieve03.jpg
En la AC-861 hacia Vilalba se formaron largas retenciones de turismo. Santi Vila.
La Voz de Galicia. Los conductores de la red secundaria de la comarca del Eume se encontraron ayer con problemas en las carreteras a causa de la nieve caída. La situación fue especialmente complicada en As Pontes. Allí, a última hora de la tarde, Tráfico mantenía el nivel rojo por nieve con circulación difícil y con cadenas en la carretera AC-101 entre As Pontes y Vilalba, y el nivel verde también por hielo en otros viales.


La peor parte de la adversa climatología que provocó ayer que cinco centros de la comarca suspendieran sus clases en As Pontes y Monfero se la llevó, precisamente, la villa pontesa. Hasta cuatro carreteras de la red secundaria tuvieron dificultades en el tráfico. Una de las más castigadas por la nieve fue la AC-101 que une As Pontes y Ortigueira. Los problemas se originaron en Monte Caxado durante los 25 primeros kilómetros en ambos sentidos, lo que obligó a cerrar el tráfico durante la mañana, que se restableció al mediodía. Sin embargo, las complicaciones persistieron y a última hora de ayer la vía se mantenía cerrada a vehículos articulados, aunque estaba abierta al tráfico de turismos sin cadenas. Otra de las carreteras que cerró el paso de vehículos fue la que une As Pontes y Momán, mientras que la AC-564 a Cabanas registró incidencias sobre todo a la altura de Goente.
Retenciones
Una de las principales vías de comunicación con As Pontes y una de las más transitadas soportó también problemas en la circulación. La AC-861, que es utilizada habitualmente por un gran número de vehículos pesados, registró ayer largas retenciones a causa de los problemas ocasionados por la nieve, que complicaron la entrada en la villa pontesa, de la que los turismos salían en fila tras la máquina quitanieves. De hecho, los vehículos especiales, según confirman desde la Policía Local, se mantuvieron parados durante la mañana y comenzaron a circular por la tarde.
Por otro lado, la autovía AG-54 entre Ferrol y As Pontes registró problemas durante las primeras horas de la mañana, cuando Tráfico decretó el nivel verde de circulación, pero por la tarde, la situación se normalizó.
Los problemas en estas vías llegarían por la noche, cuando el frío y las heladas convirtieran las carreteras en peligrosas pistas de hielo.
Y es que la ola de frío continúa dejando su huella en la comarca. Ayer, en plena villa pontesa, la nieve se colaba entre algunos de los puestos del mercado que acudían como cada primero de mes. Algunos vendedores se resguardaban entre los soportales más cercanos, mientras otros resistían la nieve con sus productos bajo lonas y cubiertas.
Mientras, el dispositivo puesto en marcha por el Concello de As Pontes incluyó un equipo de cuatro agentes de la Policía local, cinco miembros del Grumir y efectivos de obras y limpiezas, que controlaron el tráfico rodado de la villa, según informó el departamento de Seguridad Cidadá. Además, a lo largo de la jornada se repartieron 3.000 kilos de sal entre las parroquias.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios