Ocho detenidos en Ferrol y As Pontes en una operación contra el tráfico de cocaína

58

La Guardia Civil inició la investigación el pasado septiembre en toda la comarca.
[La Voz de Galicia] La Guardia Civil culminó ayer una operación contra el tráfico de cocaína en la comarca de Ferrol. En la última semana fueron arrestados un total de ocho personas, muchos de ellos jóvenes que carecían de antecedentes y que se encuentran ya en la prisión de Teixeiro, por orden judicial, desde el sábado pasado.


Su detención ha sorprendido a muchos de sus conocidos por tratarse de jóvenes de los que no se sospechaba que se dedicasen al narcotráfico.
Según informó ayer la Guardia Civil, que dio el nombre de Fume a la operación, el Juzgado de Instrucción número 1 de Ferrol fue quien autorizó las entradas y registro y cuyo titular recibió ayer a los últimos arrestados.
Las detenciones se efectuaron en Ferrol, As Pontes y Pontedeume, si bien también se cree que existe conexión con otras personas residentes en Miño y en la localidad lucense de Vilalba. No obstante, para la Guardia Civil, el grupo de Ferrol era quien suministraba la cocaína, mientras que el de Miño facilitaba el hachís. Fueron intervenidas unas cinco mil dosis de cocaína. Una cantidad que tiene su relevancia, dicen fuentes del instituto armado, «porque lo verdaderamente valioso de la investigación ha sido el poder desarticular el entramado que estas personas tenían montado para la adquisión y distribución de las sustancias en la comarca».
Dos fases
El juez ferrolano autorizó los registros domiciliarios que se desarrollaron durante los últimos días. De los ocho detenidos, cinco de ellos ya lo fueron en la primera fase. El arresto de este grupo se produjo el pasado viernes y pasaron a disposición del juez de guardia, a la sazón Alejandro Morán Llordén, el pasado sábado. Morán decretó el ingreso en prisión de cuatro de los cinco, pero inmediatamente trasladó las diligencias al Juzgado de Instrucción número 1, que dirigía toda la pesquisa.
La Guardia Civil informó también ayer de la detención de otro joven de 29 años, en Miño, con 700 dosis de cocaína repartidas en varios envoltorios plásticos. Fue puesto a disposición de un juzgado de Betanzos. Guardaba la droga en diferentes lugares relacionados con su entorno particular y profesional. Además de la droga, la Guardia Civil intervino una báscula de precisión y dinero en efectivo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios