Suspenso en aire limpio

51

Sólo once países de los Veintisiete cumplirán la directiva de emisiones en 2010// España se sitúa a la cola al superar los límites de tres de los cuatro gases incluidos en la norma.
Refrixeración.jpg
[Público.es, por María García de la Fuente] En 2001 los países miembros de la Unión Europea se fijaron objetivos de reducción de emisiones para 2010 en cuatro gases contaminantes: óxido de nitrógeno (NOx), compuestos orgánicos volátiles distintos del metano (COVDM), dióxido de azufre (SO2) y amoniaco (NH3). La directiva se amplió con la entrada de más países en la UE.


A un año del citado horizonte temporal, sólo 11 países de los Veintisiete serán capaces de cumplir lo firmado, mientras que 15 lo incumplirán al menos en uno de los cuatro gases. Por su parte, Luxemburgo no ha facilitado los datos requeridos por la UE, según el informe que acaba de publicar la Agencia Europea de Medio Ambiente.
Entre los estados miembros que peor situación presentan a día de hoy para llegar a lo acordado se encuentra España, que es el único que ya supera los límites en tres gases. No hay ninguno que exceda los objetivos en los cuatro.
La directiva sobre techos nacionales de emisión de determinados contaminantes atmosféricos de 2001 se aprobó con el objetivo de evitar a la población los riesgos para la salud derivados de estos cuatros gases, así como de proteger el medio ambiente. La directiva se redactó tras la firma del Protocolo de Gotemburgo de 1999 de la ONU sobre la contaminación transfronteriza a gran distancia para reducir la acidificación, la eutrofización del suelo y el ozono en la baja atmósfera. A pesar de que cada año mueren más de 300.000 europeos por problemas relacionados con la falta de calidad del aire, los límites en los gases impuestos se superan con creces.
El límite para el óxido de nitrógeno es el más difícil de cumplir, ya que 13 países superarán lo firmado; en compuestos orgánicos volátiles distintos del metano incumplirán cinco estados; en amoniaco, España y Alemania excederán su cuota; y en dióxido de azufre, sólo incumplirá Holanda, de acuerdo al informe de la agencia.
En el conjunto de la UE, las emisiones de NOx superarán en un 9% el máximo establecido para 2010, mientras que para el resto de gases, aunque algunos países excedan su cuota, en conjunto bajarán las emisiones. El SO2 estará un 31% por debajo, el NH3 tendrá en 2010 un 7% de reducción sobre lo previsto, y los COVDM un 9% menos. Los países modélicos que van a cumplir los cuatro límites son Bulgaria, Chipre, República Checa, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania, Malta, Rumanía y Eslovaquia.
España, a la cola
Por el contrario, España no va por buen camino para cumplir sus cuotas. Cuando sólo queda un año, supera los niveles de emisiones de óxido de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles distintos del metano y amoniaco. En este último y en dióxido de azufre es el país que más emite de los 27, con una contribución del 12,3% y el 14,3% del total respectivamente.
La negociación de la directiva de 2001 se llevó a cabo en 1998, y las proyecciones realizadas entonces sobre el crecimiento económico de España y su población no se han ajustado a la realidad, según reconoció el Gobierno este año en la publicación del segundo programa nacional de reducción de emisiones. Así, se calculó que en 2010 la población habría crecido en un 4,1%, el PIB en un 67% y el consumo de energía primaria en un 44%, respecto a 1990. Sin embargo, en 2005, a mitad de periodo de cumplimiento, la población española se había incrementado en un 13,6%, el PIB en un 58% y el consumo de energía primaria en un 61,1%, por lo que “este desajuste entre los estimado y la realidad ha incidido en el grado de ambición de los techos, que ha pasado a ser superior”, señala el Ejecutivo.
Junto al error de cálculo en las previsiones de crecimiento, se sobrevaloró el potencial de reducción de algunas tecnologías en vehículos. De no ser así, el resultado sería que España en 2010 “cumpliría holgadamente el techo de SO2 y muy probablemente el de NH3”, pero “se superaría en NOx y COVDM a pesar de haber logrado una reducción de un 41,3% y un 34,5% respectivamente”, afirma el Gobierno.
Para que España cumpla sus obligaciones, se han aprobado diversas medidas como la modificación del impuesto de matriculación, la sustitución de bombillas, la potenciación de parques eólicos, la reducción de fertilizantes nitrogenados, el plan renove de electrodomésticos, los planes de movilidad urbana y el Plan de Reducción de Emisiones de Grandes Instalaciones de Combustión 2008-2015, que establece una bajada del 80% en SO2 y del 11% en NOX y afecta a las instalaciones con una potencia térmica de 50 Mw o más.
Sin embargo, leyes, planes y medidas gubernamentales son insuficientes para cumplir la directiva, y parte de la responsabilidad recae en comunidades y ayuntamientos, competentes en transporte, vivienda, ahorro y eficiencia energética y renovables.
Los cuatro gases
SO2
El dióxido de azufre se genera en los procesos de combustión de centrales de carbón, petróleo y gas natural, y es el causante principal de la lluvia ácida, que como su propio nombre indica provoca una acidificación de las aguas (ríos, lagunas) y una alteración del ecosistema. En cuanto a las afecciones a la salud humana, este gas es irritante y tóxico, y afecta al aparato respiratorio.
NOX
El óxido de nitrógeno también es un gas dañino para la salud y el medio ambiente y procede de los vehículos, la combustión para generar electricidad y los procesos industriales. Entre los gases nitrosos, el dióxido de nitrógeno se descompone con la luz solar y forma el ozono, por lo que en zonas con altas concentraciones de tráfico, el equilibrio se rompe y aumenta el nivel del llamado ozono troposférico, que es nocivo para el hombre.
NH3
El amoniaco se genera de forma natural en la descomposición de materia orgánica. Sin embargo, en altas concentraciones puede alterar los procesos de oxigenación de animales y plantas. El nombre de este gas procede del dios egipcio Amón. De hecho, en el antiguo Egipto preparaban cloruro amónico a partir de la orina animal. La mayor parte del amoniaco que se fabrica en la actualidad se destina a abonos, pero también se emplea en textiles, plásticos, explosivos, pulpa y papel y productos de limpieza domésticos. En las afecciones a la salud puede provocar daños en el aparato respiratorio y llegar a formar edemas en el pulmón.
COVDM
La principal fuente emisora de los compuestos orgánicos volátiles distintos del metano es el sector transportes, junto con los procesos de combustión para producción energética. Asimismo, el 24% del total de las emisiones de este tipo de gases se produce por el uso de disolventes, pinturas y aerosoles. Al mezclarse con los NOx reaccionan con la luz solar y forman ozono.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios