El alcalde de As Pontes acusa a Industria de dejarla sin Ence y Gonvaeolic

45

La Voz de Galicia. El esperado traslado de la planta de celulosa de Ence desde la ría de Pontevedra al concello de As Pontes sufrió el viernes un duro revés. El alcalde pontés, el socialista Valentín González Formoso, responsabiliza a la Consellería de Industria. El regidor ha acusado al departamento dirigido por Fernando Blanco de «ocultar información acerca de los proyectos», aunque reconoció que si los técnicos de las consellerías socialistas hubiesen permanecido en la mesa de valoración, la decisión hubiera sido la misma.


Según González Formoso, el traslado fallido de la papelera ha sido «el error del BNG». «Había una negociación entre la Xunta y Ence para el traslado en la que se reclamaban 638 megavatios del concurso eólico; la consellería dijo que era necesaria una sociedad de empresarios gallegos y se llegó a un acuerdo. Y ahora, en el momento del reparto, priman a otros grupos empresariales, algunos extranjeros», afirmó el regidor pontés. El alcalde asegura que el freno al traslado -una apuesta del alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, a la que se sumaron el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, y el presidente, Emilio Pérez Touriño- es una cuestión «puramente económica». «Creyeron más prioritario montar un periódico -afirmó el regidor en alusión al diario próximo a Quintana que acaba de salir a la calle- que poner en marcha una nueva celulosa».
Fuera de Galicia
El malestar del regidor pontés es aún mayor si se tiene en cuenta que fuera del reparto se ha quedado otro de los principales proyectos para la reindustrialización de la villa, Gonvaeolic, una planta de fabricación de aerogeneradores que tenía prevista la creación de 220 puestos de trabajo.
Fuentes cercanas a la Corporación Gestamp han confirmado a La Voz que, una vez excluidos del reparto eólico, buscarán una nueva ubicación para la factoría, eso sí, fuera de Galicia, ya que el proyecto estaba vinculado en su totalidad a la resolución eólica. Todo ello pese a que ya contaban con ayudas públicas -entre ellas, los fondos del Plan del Carbón 2006-2012-, suelo industrial y el compromiso del Concello y los sindicatos para poner en marcha la planta.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios