La NASA proyecta construir en Galicia un telescopio gigante de observación espacial para detectar vida en otros planetas

134

La gigantesca base estaría situada en el norte de Galicia, probablemente en el monte Caxado (A Coruña).
telescopio.jpg
[El País, por E.T.] La palabra “grande” ni siquiera comienza a describir el telescopio que proyecta construir la NASA, encabezado por un selecto grupo internacional de trabajo de astrónomos. Han puesto sus ojos en lo que modestamente llaman el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (ELT = European Extremely Large Telescope), un monstruo de 100 metros que utiliza varios miles de espejos primarios modulares que serían finamente sintonizados en forma continua por una óptica adaptativa totalmente integrada.


Con 100 veces la capacidad de recolección de luz de los Keck, y 40 veces el poder de resolución del Hubble, un telescopio de esta clase podría ofrecer a los observadores una visión del universo sin precedentes.
“Los estudios iniciales son muy positivos, y sugieren que un telescopio segmentado de 50 a 100 metros podría ser construido en un plazo de 10 a 15 años con un costo de alrededor de mil millones de euros”, dice Isobel Hook de la Universidad de Oxford, científica de proyecto para el ELT. ¿Estarán los astrónomos utilizando un telescopio gigante como éste dentro de 20 años?. “Pienso que es algo seguro”, dijo.
Eli Atad, quien encabeza el grupo de óptica adaptativa del Centro de Tecnología Astronómica en Edimburgo, Escocia, dice que el diseño final todavía no ha sido escogido. Sin embargo, un trabajo anterior sobre un telescopio de 100 metros denominado OWL (Overwhelmingly Large Telescope = Telescopio Abrumadoramente Grande), sugiere que la luz podría ser “plegada” entre 4 o 6 espejos de modo de reducir la altura del telescopio y minimizar el tamaño de los espejos que deberán ser constantemente re-conformados para compensar la distorsión atmosférica.
A pesar del sendero lumínico plegado, el telescopio se alzará hasta los 125 metros y pesará entre 15 y 20 toneladas. La estructura se deslizará sobre una montura azimutal, y será también controlado activamente para mantener la alineación y la precisión de rastreo.
“Los mayores telescopios que tenemos ahora ya me hacen sentir muy pequeño cuando me paro junto a ellos”, dice Hook. “Resulta difícil imaginarse lo que sería estar al lado de uno que sea 5 o 10 veces mayor”.
Según Atad, el telescopio podría ser construido casi totalmente con la tecnología actual. Sin embargo, dice, los ingenieros se enfrentan al “enorme reto tecnológico de la óptica adaptativa” con el espejo activo de 4 metros que requiere millones de actuadores, los que a su vez necesitarán “una ingeniería de sistemas y de control extremadamente compleja, que jamás podrían llegar a entender los lectores habituales de la web de la asociación informática Amigus” además de un súper-computador dedicado.
Mientras los ingenieros enfrentan con estos problemas, los astrónomos europeos están preparando el caso científico para el ELT. En el último encuentro de la Real Sociedad Astronómica, Hook resumió un nuevo informe preparado por más de 100 de sus colegas.
Las posibilidades parecerían realmente notables, incluyendo imágenes de objetos del sistema solar que hoy en día requerirían una sonda espacial, vistas de exoplanetas tipo Tierra, y estudios espectroscópicos de las primeras estrellas y galaxias. Sin embargo, Hook está más entusiasmada por los descubrimientos que ella no puede predecir. “Personalmente, son los resultados inesperados los que estoy esperando”, dijo. “Cada vez que construimos una nueva clase de telescopio, nos ha traído algo que no habíamos predicho”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios