La Xunta deberá contratar una nueva fase de los trabajos para lograr una solución definitiva

21

[La Voz de Galicia] El pasado mes de noviembre se puso en marcha un plan de acción que ha culminado a estas alturas tres de los cuatro operativos propuestos, actuando en el tratamiento de la cuenca del vertedero de los excedentes de desmonte, la desembocadura del Rego do Lavadoiro -afluente del Chamoselo- y en las procedentes de la trinchera de la autovía.


Resta por hacerlo en el polígono industrial de Os Airíos, la zona donde confluyen las aguas pluviales de escorrentía y las de infiltración. Para ello, debe aguardarse a que se resuelvan los trámites de ocupación de los terrenos necesarios para la intervención.
Sin embargo, con ello solo quedará completada la primera fase del plan, que no resuelve el problema. La solución definitiva pasa por el sellado de todas aquellas zonas susceptibles de generar aguas ácidas, una intervención propuesta en el plan de acción de Sogarisa pero que todavía no ha sido contratada por la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas e Transporte. La previsión que contempla la empresa es que los trabajos se puedan acometer a lo largo de este año, aunque no se precisa cuándo se podrán realizar ni cuánto tiempo durarán.
Mientras tanto, las aguas con piritas seguirán llegando al río Chamoselo y al Eume, al verter sus aguas al curso principal, en el centro de As Pontes. Allí las aguas del afluente continúan mostrando un alarmante color rojizo, aunque desde Sogarisa confía en que la recuperación total del río es posible.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios