La planta de As Pontes es ya italiana, y la eólica gallega de Endesa, de Acciona

27

[El Correo Gallego] La familia Entrecanales puede presumir de haber realizado un negocio redondo con la venta del 25% que controlaban en Endesa a su socio Enel. Tras la operación firmada ayer su compañía se embolsará 8.200 millones de euros en metálico, y otros tres mil millones más en activos renovables constituidos por algo más de dos mil cien megavatios. Más allá de la suculenta in yección financiera, la constructora Acciona sale del intercambio de cromos con los italianos cerca del liderazgo que detenta Iberdrola en la eólica de España, y en el primer puesto en el ranquin de productoras en la autonomía, al hacerse con un buen número de parques, entre ellos 507 megavatios (MW) en Galicia. También accede a potencia hidráulica, entre las que también aparecen seis grandes presas gallegas que suman 375 MW, y una minihidráulica en el Eume. Mientras, en la central térmica de As Pontes deben ser conscientes ya de que el 92% de Endesa están en manos transalpinas, y que han de rendir cuentas ante el gran capo de la compañía con sede en Roma, el presidente del grupo, Fulvio Conti. El líder italiano cuenta en el municipio coruñés con uno de los mayores baluartes de producción energética de toda España, que a los 1.400 MW en energía térmica usando carbón importado, que contamina menos, suma otros 800 megavatios de potencia de una planta de ciclo combinado que utiliza, para funcionar, el gas que le llega desde la regasificadora de Mugardos, Reganosa.


El inventario de activos galaico que pasan a Acciona son los que se integran en Endesa Cogeneración y Renovables, que cuenta con cuatro parques en A Coruña, y una docena en Lugo. Otros dos están a caballo entre ambas provincias. En cuanto a las presas, entre las mismas están, según consta en la web del Inega, en el río Sil la de Cornatel (130 MW) y la de Quereño (36,5 MW); en Viana do Bolo cuenta con la de San Agustín (65,3 MW) y la de San Sebastián (17,6 MW); en Vega do Bolo figuran los 70 MW del embalse de Prada; y en el Eume, en As Pontes, cuenta con una presa que supera los 54 megavatios. El proceso fue maratoniano. De echo, ayer hubo que esperar a ultimísima hora, y antes, la CNMV paralizaba las cotizaciones de Endesa y Acciona. La constructora no solo adelgazará los 17.500 millones de euros de deuda con el cash italiano. Su cartera verde se acrecienta en 682 megavatios en grandes presas (a las gallegas se suman otras en Pirineos y Aragón), así como otros 175 MW en centrales minihidráulicas, y casi toda la eólica de Endesa: 1.150 MW en España y 88 en Portugal). Sólo hay una condición: que la CNMV no obligue a Enel a lanzar una opa de exclusión para controlar el 8% de la eléctrica que no posee.
Adiós, campeón nacional
En la Bolsa de Madrid no se hablaba ayer de otra cosa: Endesa no será más campeón nacional de José Luis Rodríguez Zapatero,tras la salida de A cciona, sino de Silvio Berlusconi. Salía al paso la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, quien aseguraba que el Gobierno es “escrupulosamente imparcial” en esta operación. Según recogió Efe, el PP ha presentado en el Congreso una batería de preguntas sobre esta operación, que llevó a la eléctrica española a convertirse en “una empresa pública italiana”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios