La Xunta destina 2,4 millones a solucionar la acidez del río Eume

34

[Diario de Ferrol] La Consellería de Política Territorial, Obras Públicas e Transportes inició ayer el camino hacia la solución definitiva del problema de contaminación que sufre el río Eume, a través de sus afluentes Lavadoiro y Chamoselo, derivado de la ejecución de la autovía Ferrol-Vilalba a su paso por As Pontes. A menos de un mes de que los reos comiencen a remontar el cauce, y después de que el pasado año murieran decenas de ejemplares en la zona, la Xunta ha dado el visto bueno a una primera obra de emergencia, consistente en el sellado de una trinchera en la AG-64, a la altura de Os Airíos. El informe, presentado ayer por el departamento que dirige en funciones la conselleira María José Caride al Consello de la Xunta, recoge la inversión de 2.399.413 euros para estos trabajos. Sin embargo, no serán suficientes para garantizar que dejen de fluir hacia los ríos escorrentías con alto contenido en piritas, que elevan la acidez de las aguas y que fue la causa de la catástrofe ecológica del pasado año. La Xunta puso en marcha el pasado mes de diciembre, a través de la empresa Sogarisa, una actuación de neutralización y control del pH en varios puntos con un tratamiento con hidróxido de calcio que se mantiene en la actualidad. En este sentido, la consellería dio cuenta ayer al gobierno autonómico en funciones de un incremento de gasto en la obra de emergencia de medidas correctoras de la calidad de las aguas en el Rego do Lavadoiro y el Chamoselo, por una cantidad de 476.795 euros.


Actuación de Sogarisa. La empresa Sogarisa, responsable también el pasado año del control de la situación en el pantano de A Capela del río Eume, cuando murieron los peces, ha intervenido sobre tres zonas: las obras de la autovía, la confluencia de los dos afluentes, en el lugar de Pedrafita, la cuenca de la zona de las trincheras y el próximo lunes tiene previsto iniciar la aplicación del reactivo en unos terrenos de Os Airíos. Hace una semana, la sociedad de pescadores de Caaveiro alertó sobre un nuevo descenso del pH en el río Eume, donde midieron niveles de 5,3 en distintos puntos del curso del río Eume, cuando lo normal es que esté entre seis y siete. La empresa Sogarisa aseguró que sus mediciones arrojaban valores considerados normales, entre 5,8 y 6,4.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios