Los pescadores exigen a la Xunta que actúe en el Eume para evitar la muerte de los peces

36
El colectivo alerta de la inminente llegada de los primeros reos y pide una supervisión de la actuación.

contaminado.jpg
[La Voz de Galicia] La amenaza que se cierne sobre el río Eume por la alta acidez de sus aguas es inminente, según los aficionados que pescan en su cauce. La principal entidad que agrupa a los pescadores de la zona, y la primera que dio la voz de alarma cuando el pasado año murieron decenas de peces por la misma causa, ha exigido a la Xunta que tome medidas inmediatas para elevar el pH del agua y evitar así una nueva catástrofe ecológica.


El presidente de la Sociedad de Pescadores Caaveiro, Adriano Paz, que agrupa a medio centenar de personas, recordaba ayer que apenas quedan unos días para que llegue abril y los primeros reos comiencen a remontar el río Eume. El paso de un pH superior a 7 del mar a uno de 5,3, que es el que, según las mediciones realizadas anteayer por la entidad, era el que tenía el río a la salida del embalse de A Capela y también río abajo, hasta en el coto de Ombre, podría suponer su muerte. La contaminación del río Eume proviene de la de su afluente, el Chamoselo, y a su vez, del Rego do Lavadoiro. A sus corrientes llegan las aguas que arrastran material de las trincheras de las obras de la autovía de Ferrol-Vilalba a su paso por As Pontes, que tiñen de naranja sus aguas y sobre todo elevan la acidez. Sogarisa interviene desde diciembre en la neutralización del pH con hidróxido de calcio en cuatro puntos, manteniéndolo en niveles «normales», según la empresa, de entre 5,7 y 6,3. Sus datos no coinciden con los de los pescadores que, a pesar de la actuación, no ven los resultados. «Queremos que se supervise lo que se está haciendo», exige Paz.
Solución definitiva
El tratamiento con calcita solo es una medida temporal. La solución definitiva pasa por el completo sellado de los taludes, una actuación para la que la Xunta destinó el viernes una primera partida de 2,4 millones de euros para esta obra considerada de emergencia. El alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso (PSOE), señaló ayer que las obras de sellado comenzaron hace meses y que confía en la actuación de la Administración en la resolución de este problema ambiental. «Se está haciendo todo lo que se puede», aseguró. Por su parte, el alcalde de Pontedeume, Gabriel Torrente (PP) señaló que técnicos de las Fragas do Eume le transmitieron que el pH del río es normal, pero señaló que exigirá el sellado de la autovía y que mañana examinará consultará la situación real del cauce.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios