Vecinos de As Pontes y Pontedeume urgen a la Xunta soluciones para el río Eume

40

La Voz de Galicia. La indignación crece en los municipios en contacto directo con el río Eume. Distintas entidades vecinales mostraron ayer su preocupación por el estado actual de las aguas y la acidez que muestran las últimas mediciones realizadas por los pescadores. Dicen estar hartos de medidas temporales que solo sirven para poner parches a un problema que requiere una solución integral y exigen a la Xunta que acometa una actuación definitiva.


El presidente de la entidad vecinal A Vila, del centro de Pontedeume, Andrés Nidáguila, se mostraba ayer inquieto por la situación. «Hay preocupación y mucha», resumía. Cree que el mal estado de las aguas no solo podría suponer una nueva mortandad de peces como la que el pasado año afectó al cauce del Eume, sino que pone en duda la calidad del suministro potable que llega a las viviendas eumesas procedente del río. «No podemos decir que sea peligrosa, pero es de calidad inferior a lo que debiera», expresó. Y por ello intentarán que los expertos la analicen. Además, apunta otra vertiente: la posibilidad de que el tratamiento con hidróxido de calcio promovido por la Consellería de Política Territorial a través de la empresa Sogarisa pueda afectar a las paredes del embalse de A Capela. Por todo ello, la entidad intenta organizar unas jornadas informativas sobre esta situación, cuyo programa aún no está cerrado.
Río arriba la preocupación no decrece. El presidente de la Asociación de Vecinos de Ombre, parroquia en la que se sitúa el coto en el que el pasado año aparecieron los primeros reos muertos, muestra su enfado por la situación: «Les importa muy poquito el río y la gente de aquí. Lo único que les importa es el parque», espetó en referencia a las Fragas do Eume. Fue testigo, dice, de cómo el pasado año los reos muertos acababan en contenedores. «Soy pescador y este año va a pasar de nuevo… y no se hace nada», lamenta. «Dicen que invirtieron más de dos millones de euros el año pasado y este otro tanto. Pues no sé adónde va a parar tanto dinero», agregó exigiendo una solución definitiva al problema.
En As Pontes, la situación del Eume se suma a la visible degradación de su afluente Chamoselo, un río muerto desde que comenzaron las obras en la autovía AG-64 Ferrol-Vilalba, donde antes «había muy buena trucha y que ahora va a tardar años en volver a tener vida», dice Calixto Acción Romero. Preside la asociación de vecinos Beira do Eume y recuerda que la situación ya fue expuesta al anterior alcalde y al actual. Sin resultados. «Dicen que no es de su competencia», indica al tiempo que califica de «insuficientes» las medidas tomadas por la Xunta.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios