Caride anuncia que el último tramo de la autovía Ferrol-Vilaba estará acabado en otoño

27

Los trabajos fueron adjudicados a las empresas Corsan-Corviam y Sercoysa en 37,4 millones de euros, aunque la información facilitada ayer por la Xunta eleva a 40 millones la cantidad destinada a la construcción.
[La Voz de Galicia] La autovía Ferrol-Vilalba estará completamente acabada en otoño de este año. Ese es el plazo que fijó ayer la conselleira de Política Territorial en funciones, María José Caride, en una visita al tramo Cabreiros-Vilalba, único de la AG-64 que todavía está en obras.


Ese tramo, que tiene una longitud de 13 kilómetros, es el que falta para completar la conexión de Ferrol y comarca con la autovía del Cantábrico (A-8) por Vilalba. Los trabajos de ese trecho están ya ejecutados en algo más de la mitad -el 52%-, e incluirán, una vez acabados, sendos accesos a los municipios de Xermade y de Vilalba y un puente sobre el río Trimaz antes de confluir con la A-8 en Grandisca, a dos kilómetros del centro de Vilalba.
Más inversión
La conclusión de los trabajos en otoño de este año ya fue anunciada por la conselleira en octubre del 2007, al desplazarse a Vilalba para colocar la primera piedra de las obras. Los trabajos fueron adjudicados a las empresas Corsan-Corviam y Sercoysa en 37,4 millones de euros, aunque la información facilitada ayer por la Xunta eleva a 40 millones la cantidad destinada a la construcción. El coste total de la autovía alcanza, según Política Territorial, los 200 millones. El pasado mes de diciembre Caride inauguró el penúltimo tramo de esta actuación, el que discurre entre los nueve kilómetros que separan As Pontes y Cabreiros.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios