La Xunta aprueba el proyecto del parque eólico del monte Cabalar

77

La Opinión de A Coruña. La Xunta ha autorizado el proyecto de ejecución del parque eólico A Valiña que la sociedad Eólica del Noroeste promueve en el monte Cabalar, en el municipio de As Pontes, aunque le ha obligado a reducir la potencia total instalada de 7,2 a 6,8 megavatios.
Según recoge el anuncio publicado ayer por la Consellería de Innovación e Industria en el Diario Oficial de Galicia (DOG), la empresa solicitó en 2001 la concesión administrativa del parque eólico, que constará de ocho aerogeneradores de 850 kilovatios de potencia nominal unitaria.


Durante el periodo de exposición pública del proyecto y del estudio de impacto ambiental, el colectivo ecologista Guerrilleiros das Fragas presentó una alegación a la actuación en la que pone de manifiesto que el área afectada por la instalación presenta “fuertes taludes” y es, además, “excesiva”. “Podría reducirse mediante el aprovechamiento de las vías existentes y resituando los aerogeneradores”, advierten los ecologistas, que también hacen hincapié en que el proyecto “contribuye poco” al desarrollo económico de la zona. Guerrilleiros das Fragas advierte, además, de que el parque no debería contar con iluminación nocturna permanente, ya que supone un riesgo para las aves, y alerta de que el estudio de impacto ambiental y la declaración en este sentido “no son lo suficientemente rigurosos para demostrar la viabilidad ambiental de un proyecto”.
Eólica del Noroeste continúa con los trámites necesarios para la puesta en marcha del parque eólico y en febrero de 2002 comunica a la Xunta que ya posee todos los terrenos afectados por la instalación. El Ejecutivo gallego decide un año más tarde, en marzo de 2003, continuar con la tramitación de la autorización del parque eólico A Valiña al amparo de una resolución fechada en noviembre de 2002 por la que admite a trámite varias solicitudes más. La misma postura mantiene el Gobierno de la Xunta en funciones en enero de 2007.
La Dirección Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental aprueba la declaración de impacto ambiental del parque energético a comienzos de 2008 y en junio del mismo año informa favorablemente sobre el proyecto sectorial de la instalación. En cuanto a la alegación de Guerrilleiros das Fragas, la Consellería de Innovación e Industria sostiene que la declaración de impacto ambiental establece “las medidas protectoras y correctoras necesarias para garantizar la viabilidad ambiental del proyecto”. También indica que la apertura de vías será “mínima”, ya que en la zona hay pistas asfaltadas.
La empresa presentó el pasado 19 de febrero un anexo al proyecto para reducir de nueve a ocho los aerogeneradores previstos y el pasado 11 de marzo la Xunta resolvió aprobar el proyecto de ejecución, cuyo presupuesto es de 4,5 millones de euros.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios