Barcala une mitología e historia en el logo del aniversario de Veterinaria

64

La comisión encargada de organizar los actos de conmemoración del primer cuarto de siglo de la Facultad de Veterinaria le encargó realizar el logotipo que anuncie y difunda esta efeméride durante todo el año
[El Progreso, por Mar M. Louzao] Elisardo Barcala siente pasión por los animales desde niño, y ese amor ha marcado su vida, profesional y artísticamente. Nacido en As Pontes, estudió Veterinaria en la Facultad de León, pero actualmente desarrolla su labor profesional en el Laboratorio de Sanidade e Produción Animal de Galicia. Paralelamente, desde finales de los 90, complementa su profesión con la ilustración, con un estilo marcado por el humor y la fauna.


Con este currículum, la comisión encargada de organizar los actos de conmemoración del primer cuarto de siglo de la Facultad de Veterinaria le encargó realizar el logotipo que anuncie y difunda esta efeméride durante todo el año, para lo que creó un gran animal en el que está representada la mitología y Lugo.
«Traté de conjugar dos aspectos importantes, que quería representar en el logotipo: el aniversario de la facultad y el lugar en el que se ubica, el campus de Lugo», explica Barcala. Finalmente, el resultado fue un diseño «que tiene forma de centauro, en alusión a Quirón, un personaje mitológico de referencia para médicos y veterinarios por su relación con la cirugía y, por otro lado, integra La Mosquera para relacionarlo con el campus de Lugo», ya que los dos vanos que presenta la muralla lucense le dan «un matiz humano». El logotipo integra una flecha, como representación del centauro.
Bovino
Barcala, que también realizará el cartel anunciador del aniversario, asegura que su obra es
«un guiño para el personal de Veterinaria», pero quienes no conocen el símbolo del centauro y su significado para veterinarios y médicos «lo asocian con un animal grande, un bovino», por lo que transmite perfectamente el mensaje.
Para llegar a este resultado necesitó varios días de trabajo. «No soy especialista en logotipos, y para que queden bien tiene que haber muchos bocetos previos, en los que van apareciendo posibilidades, que luego se van descartando», explica Elisardo Barcala, por lo que la creación de la criatura no fue espontánea. En el proceso, «simplificar es lo más complicado», explica, «si metes demasiados elementos, al final no se sabe lo que quieres decir», por lo que hay que pulir el boceto hasta dejarlo en los componentes esenciales.
En el camino quedaron otras opciones interesantes, y que gustaron al autor en un primer momento, pero que finalmente se descartaron «porque se parecían a otros logotipos», reconoce Barcala. El veterinario y artista admite que intentó jugar con los cubos de la muralla, e hizo un animal que también le satisfacía bastante. Sin embargo, tiempo después, «lo volví a mirar, y lo descarté, porque se parecía demasiado al toro de Osborne», apunta. Elisardo Barcala compaginó durante gran parte de su carrera el dibujo de animales con los estudios, aunque como aficionado. «Dedicaba muchos ratos al dibujo», reconoce, sobre todo con tintes humorísticos, «porque es lo que más me gusta».

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios