El Eume inicia la temporada con buenas expectativas para la pesca del reo

70

(La Voz de Galicia) Los aficionados guiaron media docena de salmónidos ya en su primer día, pero desconfían del estado del río.


Hay buenas expectativas en el coto pesquero de Ombre, en Pontedeume. El viernes comenzó la temporada para los aficionados, que se acercaron discretamente al río Eume para comprobar que todo transcurría sin problemas. Hace un año, el inicio del período de pesca se vio severamente enturbiado por la contaminación del río procedente de la disolución en el cauce de partículas minerales de las obras de la autovía Ferrol-Vilalba, en As Pontes. La alta acidez de ese compuesto causó un desastre en el Eume cuyas repercusiones aún hoy no se pueden calcular, pero que, de entrada, redujo considerablemente los niveles de pH del río, fulminando a buena parte de la población de reos que por esta época comienzan el remonte para desovar.
Ayer, el nivel de acidez del Eume se encontraba, a la entrada del coto pesquero, en 6,2 puntos. Se trata de un grado bajo para cualquier otro cauce pero normal en el caso del que desemboca en Pontedeume debido a la dureza del lecho a su paso por As Pontes y A Capela. Y ya el viernes se registró la captura de en torno a la media docena de reos, algo que los pescadores de la zona consideran poco habitual, ya que ese salmónido espera más al verano para subir el río, una vez que la temperatura de las aguas ha subido.
José Antonio Couce, de la sociedad eumesa de pescadores Caaveiro, fue el gran triunfador de la jornada y sacó del río un ejemplar de 1,8 kilogramos. El más grande de la jornada. «Habría unas siete personas» pescando ese día. Ayer, al contrario, apenas se veían aficionados a orillas del Eume. Y los que lanzaban la caña sentenciaban que «non hai nada». Claro que ayer solo había pescadores de trucha en un río que «no es de trucha». Su especialidad es el reo, y las miradas de la sociedad Caaveiro son de recelo. «El río viene bastante bajo de agua», señalan, y temen que en algún momento de la temporada pueda venir una nueva ola contaminante que eche por tierra todas las perspectivas.
A finales de mayo será cuando empiece a notarse más el remonte de esos salmónidos. Pero desde la sociedad ya aventuran que es posible que la población de reos se vea afectada a largo plazo, pues es un pescado que pasa una temporada en el mar, y se desconoce a ciencia cierta si su ciclo vital es bianual o no. Eso afectaría a una de cada dos temporadas de remonte.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios