Empleados de Einsa en As Pontes protestan contra dos despidos

84

La dirección de la factoría de artes gráficas se reunirá la próxima semana con el comité para informar de la situación económica
[La Opinión de A Coruña] Los trabajadores de la sede en As Pontes de la empresa de artes gráficas Einsa se concentraron ayer delante de la factoría para exigir la readmisión de dos trabajadores despedidos. El paro, según el sindicato mayoritario, CIG, fue secundado por casi la totalidad de la factoría. Esta planta es la que cuenta con más empleados, casi 400 personas.


Desde el comité de empresa señalaron que no se han fijado nuevas fechas de movilización ya que ayer mismo la dirección de la factoría se puso en contacto con los representantes de los trabajadores para mantener conversaciones la próxima semana, en las que entre otras cosas informará a la plantilla de la situación de Einsa.
La movilización no supuso un paro en la producción de la industria, sino que los empleados de cada uno de los dos turnos (el de mañana y el de tarde), entre las 14.30 y las 15.30 horas, se concentraron media hora delante de las instalaciones tras terminar su jornada.
Esta movilización sucede a la que tuvo lugar el pasado martes en la sede de Pontedeume de esta misma empresa, una de las industrias más importantes de la comarca junto con Leche Celta.
Desde el comité de empresa (integrado por CIG, CCOO y UGT) denuncian que la empresa “se está escudando en la crisis para deshacerse de miembros de la plantilla” y “recortar los derechos laborales” de los trabajadores.
Los trabajadores solicitan a la dirección de la planta de artes gráficas un “cambio de rumbo” y anuncian que intensificarán las movilizaciones si la empresa no da marcha atrás y readmite a los dos despedidos, aunque tras la protesta de ayer parece que se retomará el diálogo.
Einsa cuenta con cerca de 400 trabajadores repartidos entre dos centros en As Pontes y otros 80 en Andrade, en el municipio coruñés de Pontedeume.
Los dos trabajadores despedidos contaban con 18 y 10 años de antigüedad en la empresa, respectivamente, según fuentes del comité de empresa.
Un miembro del comité explicó que el pasado mes de enero la empresa presentó un “plan anticrisis” en el que se recogía “una flexibilidad total” de los horarios, los turnos o las vacaciones y se incumplían “derechos laborales” adquiridos en el convenio vigente hasta 2010.
Los sindicatos aseguraban que la empresa planteaba la posibilidad de realizar traslados casi sin preaviso o fijar las vacaciones de los trabajadores con apenas una semana de antelación.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios