Galicia lidera los casos de lluvia ácida por As Pontes y Meirama

1.799

(Xornal de Galicia) Galicia es la comunidad española en la que se registran más episodios de lluvia ácida, según los datos de contaminación industrial y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del Ministerio de Medio Ambiente. El principal motivo es la actividad de las centrales térmicas de Endesa en As Pontes y de Unión Fenosa en Meirama.
Galicia emite el 30% del dióxido de azufre de toda España. Estas emisiones contaminantes producen en el ser humano patologías broncorespiratorias y enfermedades del sistema nervioso, cardíacas y de la piel. En el entorno natural, la lluvia ácida es la causante de numerosas plagas que afectan a la agricultura y a la superficie forestal gallega.
La lluvia ácida se forma cuando el agua atmosférica se combina con el óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre industrial. Al mezclarse, estos gases forman ácido sulfúrico y ácidos nítricos, que finalmente caen a la superficie terrestre cuando hay precipitaciones.
Para poder ser considerada lluvia ácida, debe tener un ph menor a 5.6, mientras que lo normal es que sea de 7. En el municipio coruñés de Noia se registraron el año pasado precipitaciones con un ph de 3.9, máximo en España.


ESPECIES AMENAZADAS
Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebró ayer, las principales organizaciones ecologistas alertaron de los efectos que el cambio climático está teniendo en la comunidad, por lo que, entre su lista de demandas a la Xunta para paliar esta situación, coinciden en la necesidad de diseñar un sistema de transporte “sostenible” y por las políticas de reducción de residuos y de ahorro energético.
“El panorama medioambiental de Galicia es preocupante”, advirtió Adela Figueroa, de Adega, quien atribuyó esta afirmación a las “amenazas” de las térmicas, los embalses y los parques eólicos; y con ella coincidió Xosé María Villaverde, de Verdegaia, al denunciar la existencia de “una crisis medioambiental global”, similar a la financiera.
De hecho, según los datos de las organizaciones recogidos por Europa Press, el cambio climático ha hecho subir la temperatura de Galicia 1,4 grados durante los últimos 30 años. Miguel Ángel Soto, de Greenpeace, alerta de que este incremento es superior al experimentado por la media europea y estatal. En el mar, tal y como manifestó Carreiro, este calentamiento provocó la aparición de “unas 21 especies” provenientes de otras zonas, más cálidas.
Frente a esto, la comunidad gallega cuenta con 74 especies en peligro de extinción: 49 de fauna, 13 de aves, ocho de invertebrados y un mamífero. A esta lista hay que sumar otras 121 especies que se encuentran en una situación “vulnerable”. “Es necesario un cambio de políticas para conservar la riqueza biológica de Galicia”, reivindica el coordinador de Amigos da Terra, Bernardo Carreiro.
Además, Carreiro entendió esta autonomía como “un ejemplo clarísimo de construcción masiva” en el litoral, por lo que pidió que se haga efectiva la prohibición de construir en los primeros 500 metros de la franja costera y en los 100 primeros en el caso de los ríos. “Que no se dé un paso atrás en el cumplimiento de las Normas do Hábitat”, reclamó el responsable de Verdegaia.
“Hay que proteger el litoral”, reclamaron todos los ecologistas consultados, quienes apostaron también por demandar al Ejecutivo central que “incremente la presión” sobre las empresas contaminantes.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios