Tramitan la instalación en Penapurreira de una planta de producción de pellets

47

[Diario de Ferrol] Los pellets son pequeñas pastillas hechas con madera y restos forestales prensados que se emplean como combustible para estufas y calderas. La empresa Biomasa Forestal S.L. prepara actualmente la creación en As Pontes de una planta pionera en Galicia que producirá al año más de 25.000 toneladas.


El proyecto cuenta con el respaldo del Igape, que participa en el accionariado a través del Inega, y se presenta como una iniciativa acorde con el desarrollo sostenible, puesto que servirá para aprovechar los residuos de los montes gallegos en la producción de un combustible ecológico. Biomasa Forestal ha adquirido ya una parcela de 20.000 metros cuadrados en el polígono pontés de Penapurreira y sus previsiones son comenzar las obras después del verano para poder iniciar la fase de pruebas en el segundo trimestre de 2010.
La implantación de la fábrica en As Pontes supondrá en una primera fase la creación de 12 empleos directos, si bien los responsables de la firma estiman que se llegará a los 20 puestos de trabajo. De la planta saldrán inicialmente unas 25.000 toneladas de pellets, pero se prevé que la producción alcance las 40.000 anuales.
Ubicación > Biomasa Forestal es una iniciativa de dos jóvenes empresarios, Fernando Docampo y Javier Arosa, que han contado en esta iniciativa con el apoyo del Igape y con el de empresas ya consolidadas dentro del sector forestal -que representan un 30% del accionariado-. La firma tiene su sede en Santiago y, en principio, tenía previsto abrir la fábrica en el municipio coruñés de Santa Comba. Sin embargo, la disponibilidad de suelo en el municipio pontés terminó inclinando a su favor la balanza, en el pasado mes de noviembre, y actualmente la firma ultima los trámites para poder iniciar las obras.
Según comentaron desde la empresa, en principio los clientes de países del norte de Europa, donde más se utilizan este tipo de calderas de pellets, representarán la mayor parte de su cartera de pedidos. No obstante, Biomasa Forestal espera que crezca la demanda en Galicia y España.
Se estima que la instalación de una caldera de pellets puede representar un ahorro del 40% con respecto a una de gasoil. La utilización de este combustible, obtenido a partir de los restos de la primera o segunda fase de la transformación de la madera, contribuye a reducir las emisiones de CO2. Se trata, además, de un recurso abundante en Galicia, con capacidad para dotar de calefacción a más de 100.000 hogares. Entre los motivos que llevaron a los promotores de la fábrica de pellets a elegir As Pontes está también la importancia del sector forestal en Ferrolterra, de donde obtendrán su materia prima.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios