Aceriusa solicita concurso de acreedores para superar sus problemas financieros

106

[Diario de Ferrol] Las firmas Aceriusa y Estracero, ambas asentadas en el polígono pontés de Penapurreira, han solicitado el concurso de acreedores -la anterior suspensión de pagos-, con la intención de superar un bache que, según fuentes de la empresa, se debe fundamentalmente a la falta de crédito. Los trabajadores llevan desde mayo sin cobrar.


Los nueve operarios de Estracero y 33 de Aceriusa -en plantilla hay uno más- están sometidos desde mayo a un expediente de regulación de empleo en la modalidad de reducción de jornada. Desde entonces vienen realizando una cuarta parte de su horario habitual, pese a lo cual las empresas no han podido asumir el pago de salarios.
Emilio Pantín, de la Federación de Industria de CCOO, puso ayer de manifiesto la gravedad de la situación, puesto que los trabajadores “ni cobran, ni están despedidos”. Se trata, según subrayó el sindicalista, de una situación crítica, en la que la empresa “sigue generando deudas”, mientras que la plantilla está abocada, cuando menos, a pasar casi ocho meses sin cobrar, sumando el tiempo que ha de pasar hasta que puede presentar una demanda judicial por impago y el período que, en la situación acual, tarda en resolverse su reclamación.
Emilio Pantín se mostró pesimista sobre el futuro de las empresas y culpó a los socios de no realizar las inversiones necesarias. “Tanto que se alardeó de las empresas que se crearon en As Pontes, al abrigo de los programas de reindustrialización, y ahora empiezan a surgir las consecuencias”, señaló.
Por su parte, Gerardo del Río Balado, gerente del grupo, remarcó ayer que los socios están realizando un gran esfuerzo para sacar adelante las empresas y que en ningún caso existe la intención de abandonar. “El problema es que hay una absoluta falta de crédito”, señaló, asegurando que existen contratos viables cuyo futuro depende de la financiación bancaria.
Aceriusa, que nació en el año 2000, y su filial Estracero se dedican al diseño y fabricación de naves industriales. El grupo se ha especializado en la soldadura automática por arco sumergido, una tecnología que le permite entregar a sus clientes estructuras terminadas, que sólo requieren de un atornillador para su montaje. Sus principales mercados están en España, Portugal y Francia, aunque recientemente hicieron intentos de introducirse también en los países del Magreb. Entre sus trabajos están el parque de chapa de Navantia Ferrol o una nave de Inditex en Madrid cuya única planta ocupa 165.000 metros cuadrados.
A lo largo de estos años, el grupo ha recibido diferentes ayudas del Ministerio de Industria, que según indicó el gerente pudieron ejecutarse hasta el año 2008. En la resolución de la convocatoria de 2009 del Plan Ferrol se incluye otra para Estracero que, a la vista de los problemas actuales, no llegará a hacerse realidad. Gerardo del Río Balado hizo alusión a que las empresas cuentan con apoyo de las administraciones e insistió en que el problema es la falta de financiación, y no la caída de los encargos.
La situación del grupo Aceriusa se ha dejado notar desde hace tiempo en la localidad de As Pontes, donde los trabajadores regulados han estampado sus frases de protesta en diferentes calzadas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios