Fomento se olvida del nuevo enlace de la AP-9 que aliviaría Pontedeume

99

[Xornal.com] Es día de sol, uno de los pocos de este verano, y los vehículos se quedan bloqueados en una caravana de más de media hora cuando tratan de llegar a la playa de Cabanas. Lo más grave es que en el atasco no sólo se ven inmersos los bañistas, sino también aquellos que únicamente tratan de cruzar Pontedeume, sitio de paso obligatorio si se quiere llegar a Ferrol, Fene, A Capela, As Pontes, Monfero, Vilarmaior, Miño o Sada. Casi nada.


El puente del siglo XIV que da nombre a Pontedeume sigue siendo un auténtico embudo, un punto de colapso de tráfico que, paradójicamente, se ha visto agravado por la llegada de la AP-9. Una media diaria de 18.868 vehículos salen en el peaje de la autopista en Cabanas, procedentes en su mayoría de Ferrol. El tramo de 19 kilómetros por el que se pagan 0’70 céntimos se ha convertido en una auténtica vía de circunvalación comarcal, que permite evitar el sinuoso trazado de la N-651 a su paso por Fene. Aunque es ese mismo peaje el que contribuye a formar las graves retenciones de la carretera nacional.
Los vehículos salen de la autopista y se ven frenados en la misma rotonda de Cabanas, en el límite con Pontedeume, en la que confluyen los automóviles de la Nacional 651 Ferrol-A Coruña, y los procedentes de la zona de A Capela y As Pontes, a través de la carretera AC-564.
NUEVO ENLACE DE LA AP-9
Para paliar el problema, en octubre de 2008 el Ministerio de Fomento anunció que destinaría 400.000 euros para una salida de la AP-9 en el polígono de Pontedeume, en la zona de Vidreiro, en la parroquia de Andrade. El nuevo enlace está situado a más de dos kilómetros del centro histórico de la localidad, así que permitiría continuar por la Nacional a todos los que no necesitan atravesar Pontedeume ni quieren ir a la playa de Cabanas.
Pero la solución prometida sigue siendo tan sólo un anuncio político y el proyecto parece olvidado en algún cajón del Ministerio. Fuentes de Fomento consultadas por Xornal de Galicia no han aclarado nada sobre el tema. Tras una semana de espera , no ha habido respuesta sobre si se van a invertir esos 400.000 aprobados el año pasado en forma de enmienda a los Presupuestos Generales del Estado.
El nuevo enlace al polígono industrial de Vidreiro es una unánime demanda política que ya en 2006 llegó al Parlamento de Galicia en forma de proposición no de ley. El PSOE apoyó la propuesta del BNG y se aprobó pedir la construcción de la nueva salida con la que mitigar también la crisis del parque empresarial. Cuenta con 33 parcelas y 75.106 metros cuadrados, pero las dificultades de acceso dejan su ocupación en menos de la mitad.
SUPRESIÓN DEL PEAJE
La nueva salida para la AP-9 se ha reclamado siempre como primer eslabón de una cadena que debe incluir también la supresión del peaje entre Ferrol y Pontedeume, un tramo considerado como una vía de circunvalación comarcal con la que agilizar el tráfico entre las comarcas de Ferrolterra y As Mariñas y Betanzos. La petición conjunta formulada en Pontedeume por PP, PSOE y BNG y colectivos vecinales como Fusquenlla parece que también ha caído en saco roto en Fomento y la Xunta de Galicia.
En todo caso, y aún eliminando el tráfico de la AP-9, el embotellamiento del acceso a la playa de Cabanas seguiría existiendo, ante la propia configuración de Pontedeume, que obliga a pararse en un mínimo de dos semáforos antes de atravesar el puente.
Ante esto, el Ministerio de Fomento decidió construir dos rotondas en la zona. Las obras fueron adjudicadas en febrero de 2008 por 683.000 euros a la empresa O.C.A.s.a, pero la Dirección Xeral de Patrimonio las paralizó en junio del año pasado, ante los posibles daños que provocaban a un municipio declarado Bien de Interés Cultural (BIC).
El proyecto suponía la creación de una rotonda pequeña que enlazase el centro de la villa con la carretera de las Fragas del Eume. A continuación, una segunda más grande para sustituir los semáforos, pero que por su tamaño obligaría a desviar a los peatones por dos túneles subterráneos, y a retirar las estatuas del jabalí y el oso de los Andrade, situados a la entrada del puente.
Ahora, Fomento está redactando un modificado del proyecto, pero no se han dado nuevos plazos. Así que mientras se espera por el departamento de José Blanco, atascos y Pontedeume seguirán siendo un matrimonio inseparable.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios