La Xunta gasta 17 millones en reparar los daños ambientales de la AG-64

133

La Xunta de Galicia se gastará más dinero en corregir los daños ambientales de la autovía AG-64 entre As Pontes y Cabreiros de lo que costó ejecutar los 16 kilómetros que unen Ferrol y San Sadurniño por esta carretera. Desde que el material contaminante arrastrado por la lluvia de los taludes de la carretera causó la muerte de centenares de peces en el río Eume, el gobierno autonómico ha invertido más de 17 millones de euros en actuaciones de urgencia para corregir los daños.
snow.jpg


El pasado mes de julio comenzaban las obras para impermeabilizar los puntos de aporte de material pirítico -que al llegar a los cauces fluviales y debido a su acidez provocan una bajada del pH, alterando el ecosistema natural- en los ocho kilómetros que separan la villa pontesa y la localidad lucense de Cabreiros. Y se prevé que idéntico tratamiento se aplique a partir de mañana de forma continua en una de las márgenes de la autovía a su paso por As Pontes, en aproximadamente un kilómetro de la zona de A Mourela.
En ambas actuaciones la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas anunciaba esta semana que se invertirían «uns seis millóns de euros». Sin embargo, solo la intervención ya iniciada cuesta más de 7,5, según recogen los carteles oficiales de obra colocados al inicio del tramo. La otra, la que cortará un carril en cada sentido en As Pontes desde mañana y hasta mediados de diciembre, también tiene su precio allí anunciado: 3,1 millones de euros. A esos 10,6 millones hay que añadir unos cuantos contratos más. La Consellería de Medio Ambiente del gobierno bipartito había anunciado (un mes después de que se produjesen las muertes de reos en el Eume, el tiempo que tardó en reconocer el origen de la contaminación) que pondría en marcha un mecanismo de emergencia para restablecer la calidad del agua en el cauce «sin reparar en gastos». Y tanto. El pasado otoño se realizó una adición de hidróxido de calcio en el embalse de A Capela cuyos malos resultados tuvieron que ser corregidos por otra intervención a cargo de Sogarisa. El importe del contrato ascendió a 1,3 millones de euros, según anunció en su día la Xunta. La empresa se hizo cargo desde diciembre del pasado año de controlar los niveles de pH y devolverlos a su índice adecuado, a través de la adición de compuestos de calcio al agua a través de varias plantas de tratamiento instaladas en los puntos de mayor incidencia.
Contrato prorrogado
Ni la Xunta ni la compañía de gestión de residuos han facilitado el importe de este contrato, que se ha prorrogado sine die, en la práctica, hasta el sellado total de los taludes. En marzo de este año el gobierno autonómico liberaba una partida de casi medio millón de euros como «incremento» de los gastos de corrección de pH en los ríos Chamoselo y Lavadoiro, ambos en As Pontes. Ese mismo día, también se aprobaba el sellado de la escombrera de A Mourela, el lugar donde durante la construcción se apilaron los excedentes de obra, convirtiéndose en otro de los grandes focos contaminantes, debido a su proximidad al curso del Rego do Lavadoiro.
También se instalaron balsas de decantación en las cunetas de la autovía para recoger las aguas residuales que llegaban hasta los ríos, en una actuación que incluía también el sellado del polígono de Os Airíos, en concreto en su ampliación, aunque la Xunta todavía no ha confirmado su inicio. En total, lo consignado por las antiguas consellerías de Medio Ambiente y Política Territorial y la macroconsellería que ahora agrupa ambas áreas, las inversiones superan los 17 millones solo con las cantidades publicadas a nivel oficial.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios