Un año de empleo incierto en LM

60

[La Voz de Galicia] Los trabajadores de LM Composites salieron ayer a la calle a mostrar su rechazo contra la incertidumbre que se cierne desde hace más de un año sobre la planta de As Pontes. Piden que la planta se mantenga en el municipio para garantizar el prácticamente centenar de empleos que podrían desaparecer cuando expire el año, y con él, el expediente de regulación de empleo iniciado en enero.


Los representantes de los trabajadores, arropados por más de dos centenares de personas, entregaban ayer al alcalde pontés, Valentín González Formoso, un manifiesto en el que reclaman que se defina el futuro de la empresa y pedían su mediación, recabando también el apoyo de toda la corporación. El regidor socialista, megáfono en mano, comprometió su apoyo y volvió a repetir lo que ya había expresado en ocasiones anteriores. «Estamos ahí para ofrecer nuestra colaboración a la empresa para que se quede. Si necesita tener suelo disponible, subvenciones y agilidad, por parte del Concello lo van a tener», señaló. Se refería a la posibilidad de que LM Composites abra una nueva planta, la única opción que garantizaría su futuro.
La empresa y la Xunta abrieron en julio una negociación, ligada al concurso eólico, para intentar que la carga de trabajo se extendiese al menos hasta los primeros meses de 2010. Pendientes de que se retome ese proceso este mes, el alcalde señaló que el director xeral de Industria trasladó al Concello que la fábrica «no se iría de As Pontes en el 2010». Pero la empresa no lo ha confirmado y vincula su futuro al resultado de las conversaciones con la Xunta. «Esperemos que lleguen a buen puerto», deseó.
El mismo deseo, y más urgente si cabe, lo tienen los 90 trabajadores -y otros cuatro más, pertenecientes a una empresa auxiliar de limpieza- de la plantilla de LM. Unos setenta están afectados por el ERE iniciado este año -divididos en dos turnos de seis meses- aunque las raíces del problema se hunden mucho más allá.
Un año y medio de ERE
«La situación no es de ahora», apuntó el presidente del comité, Emilio Agra. «Cuando abrió la fábrica de Ponferrada vimos que toda la inversión de LM se iba para allí», explicó. En la factoría leonesa se construyen palas de mayor longitud -las que más demanda actualmente el mercado-. «La nuestra se remodeló hasta conseguir fabricar palas de 29 metros», cuando las actuales están en torno a cuarenta, explicó.
Los problemas se materializaron el verano pasado, con un ERE de seis meses que «nos cogió por sorpresa», reconoce Agra. «No creíamos que fuera grave porque la empresa nos daba buenas expectativas». Un año después la situación es bien diferente. «No tenemos nada encima de la mesa y la gente está gastando su paro. Lo vemos todo muy negro y cada mes que pasa, peor, porque diciembre está ahí al lado», concluyó.
La unión comarcal de CC.?OO. emitió ayer un comunicado respaldando las demandas del comité, que preside UGT, con dos delegados, y en el que están presentes también CIG con otros dos y un representante de Comisiones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios