Medio Ambiente abrirá en el primer trimestre del 2010 la AG-64 en Vilalba

98

[El Progreso] La finalización del último tramo de la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64), entre la parroquia xermadina de Cabreiros y la capital chairega, permitirá que la comarca de Ferrolterra quede conectada con Madrid por autovía. Esta conexión será posible a partir del primer trimestre del 2010, cuando está previsto que finalicen las obras del trayecto final.


La Xunta, a través de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, invierte más de 40 millones de euros en la construcción del tramo entre Cabreiros y Vilalba, de los que 37 se destinan a la ejecución de la vía en sí y, el resto, corresponden a los gastos derivados de las expropiaciones y de otros servicios. En total, el presupuesto de la AG-64 asciende a más de 182 millones de euros.
Una vez terminada en su totalidad, este nuevo eje de comunicación, permitirá cubrir el recorrido entre la ciudad departamental y la capital chairega en apenas media hora, lo que significa un ahorro de entre 15 y 20 minutos respecto al tiempo que era necesario emplear antes de existir esta infraestructura.
Más de 200.000 habitantes se verán beneficiados con la construcción de la AG-64, a través de la que se comunicarán las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal entre sí y con el interior de Galicia.
Además, supondrá la principal conexión de estos territorios con las vías de alta capacidad ya existentes, la A-6 y la A-9, así como la autovía del Cantábrico (A-8), con la que enlazará en la parroquia vilalbesa de Santaballa. La unión con esta última está pendiente de que el Ministerio de Fomento finalice la A-8.
Características
El único tramo de la autovía Ferrol-Vilalba que está en obras, el que transcurre entre Cabreiros y Vilalba, tiene una longitud de más de 13 kilómetros. Se instalarán un total de siete pasos superiores y nueve inferiores, así como tres enlaces: en Cabreiros, en el punto kilométrico 0,200; en Cabodaldea, en el 7,280; y el de Vilalba, que conecta con la glorieta de la A-8.
Para la construcción de este tramo se excavan 1.934.118 metros cúbicos de tierra y se emplean 128.735 toneladas de mezcla bituminosa caliente. La autovía contará con una plataforma de 24 metros de ancho, repartidos en cuatro carriles, arcenes y una mediana, y con elementos de protección de motociclistas.
Las obras del último tramo de la AG-64 empezaron a finales del 2007 y tienen un plazo de ejecución de 24 meses, aunque su finalización se verá retrasada hasta principios del 2010 en lugar de en otoño de este año, fecha prevista en un principio. Los trabajos avanzan a buen ritmo y ya están terminados los movimientos de tierras y la construcción de pasos inferiores y drejanes, entre otros.
Aun así, el 80% de esta importante infraestructura ya está en funcionamiento desde hace aproximadamente un año, un total de 43 kilómetros entre Ferrol y Cabreiros.
La autovía entre la ciudad departamental y la capital chairega tiene una longitud total de 57,4 kilómetros y está dividida en seis tramos, de los que cinco ya están en servicio: Catabois-Igrexafeita; Igrexafeita-Espiñaredo; Espiñaredo-Saa; Saa-As Pontes; y As Pontes-Cabreiros.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios