Los transportistas del carbón a As Pontes siguen parados a la espera de solución

32

Las 150.000 toneladas que aguardan en Caneliñas podrían duplicarse tras atracar ayer un nuevo barco
[La Voz de Galicia] El colectivo de transportistas del carbón decidió ayer continuar con el paro que mantiene paralizado el traslado de mercancía desde el puerto exterior a la central térmica de As Pontes. Los camioneros protestan así, y desde hace unas dos semanas, por el cambio de empresa concesionaria del servicio, que Endesa adjudicó por concurso a la empresa Estéllez que, según los afectados, pagará un menor precio por tonelada transportada que su antecesor, el grupo Tojeiro.


Dos asambleas celebradas ayer ratificaron la decisión de continuar el paro, que será debatida de nuevo a las nueve de esta mañana en una nueva reunión en la gasolinera de Espiñaredo. Según el sector, la jornada de ayer deparó algunos «avances» que declinaron concretar pero que podrían definirse hoy. Las posturas no han cambiado: el colectivo continúa exigiendo un precio superior a los 3,35 euros por tonelada transportada que ofrece Estéllez y cifra en 3,65 el importe mínimo para que, con la actual coyuntura económica, compense la realización del trabajo.
Además, apuntan que Endesa se comprometió en la nueva contratación a «mejorar» el precio por tonelada. Algo que, a juicio de la nueva concesionaria, Estéllez, ya se ha hecho, con una subida del 11% con respecto a los pagos efectuados a los camioneros a principios de este año.
La reunión ayer con integrantes de secciones sindicales del comité de empresa de Endesa y las diversas negociaciones emprendidas parece abrir una ventana a la solución pacífica del conflicto en un sector que amenazaba el lunes con recrudecer los paros. Ayer se veían un poco más lejos las movilizaciones. El colectivo manifestó que el de ayer había sido un día «máis positivo» y que incluso se había ofrecido mejorar de forma «pouco significativa» la oferta sobre el precio a pagar.
Aguardando «un paso»
No obstante, «a empresa non dá sinais de vida», declaraba el presidente de la Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia (Fetram) y de la asociación provincial Ascentra, Belarmino Torrente. «Estamos en stand by, todo segue como estaba», señaló reclamando que «alguén dea un paso», bien Endesa o la nueva adjudicataria del servicio.
Y por tanto, toneladas de carbón continúan apiladas en la terminal de la compañía energética en el puerto exterior, cantidad que va en aumento. A las alrededor de 150.000 que llevan días aguardando su transporte a la villa minera se pueden sumar, de no resolverse pronto el conflicto, otras 146.000, que llegaban ayer a bordo del buque Bet Fighter. Además, para finales de esta semana o comienzos de la próxima está previsto el atraque de un tercer buque.
Sin embargo, la falta de suministro desde Caneliñas no ha detenido la actividad en la central térmica de Endesa en As Pontes, que ayer mantenía en funcionamiento sus cuatro grupos.
El conflicto atañe a unos 120 profesionales del transporte, de los que una buena parte, alrededor de medio centenar, son autónomos; el resto trabajan para diversas empresas. Asimismo, la mayoría pertenecen al municipio de As Pontes y su zona de influencia. La compañía Endesa declinó ayer pronunciarse sobre el conflicto.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios