Afectados por una expropiación en Penapurreira se concentran en el acceso al polígono

23

[La Voz de Galicia] Media docena de vecinos pertenecientes a la comunidad de usuarios de unos terrenos expropiados por la ampliación del polígono industrial de Penapurreira se concentraron ayer en el asentamiento industrial pontés para reclamar que se restituyan sus derechos y dispuestos a cortar el acceso en una de las rotondas. La presencia y negociación con una dotación de la Guardia Civil desplazada hasta el lugar hizo deponer sus intenciones al grupo, que denuncia la invasión de una de sus fincas y la de unos manantiales de su propiedad. Los trabajos afectaron a ese cauce y, según José Graña, uno de los afectados, Augas de Galicia sancionó con 3.005 euros a Xestur responsable de la ampliación del polígono, y obligó a la entidad a restituir la zona afectada a su estado anterior en el plazo de un mes.


Transcurrido más de un año los afectados critican que la situación continúa igual. «Só pedimos que cumpran o que marca a lei. Que traian a auga de onde queiran», apuntó Graña. La finca en cuestión tiene más de medio millar de metros cuadrados y fue adquirida hace cincuenta años, cuando aún era monte.
En este sentido, el alcalde pontés, Valentín González Formoso, aseguró que el Concello inició ayer los trabajos para buscar un cauce de agua que sirva para alimentar el manantial desaparecido y restituir así los derechos de estos vecinos.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios