As Pontes capta una industria de revalorización de residuos forestales

114

[La Voz de Galicia] La empresa Biomasa Forestal, participada al 20% por el Instituto Energético de Galicia (Inega), ha iniciado las obras de construcción de una planta en el polígono pontés de Penapurreira en la que fabricarán combustible ecológico a partir de residuos de madera. La compañía, con sede en Santiago, invierte seis millones de euros en levantar esta factoría, con capacidad para producir 60.000 toneladas al año de pellets, un tipo de combustible granulado a base de desechos forestales.


«Siempre nos gusta incidir en el concepto de que nuestra planta es una refinería de madera, ya que a partir de residuos forestales húmedos con impurezas logramos un producto con unas propiedades homogéneas de humedad y poder calorífico», explica Pablo Docampo, uno de los impulsores de esta industria.
Los pellets pueden ser utilizados tanto en instalaciones térmicas domésticas como industriales. Inicialmente, la producción de la factoría estará volcada en los mercados exteriores y, según explican sus responsables, saldrá hacia el extranjero por la vía marítima a través del puerto ferrolano.
Para poner en marcha estas instalaciones, la compañía realiza una inversión de seis millones de euros. La creación de la planta supondrá, según sus promotores, la creación de 22 nuevos puestos de trabajo directos y alrededor de 70 indirectos en el sector forestal y el de instalación y mantenimiento de calderas. Según Biomasa Forestal, firma que ha sido concebida y desarrollada por un equipo de profesionales del sector forestal, ingeniería y gestión de residuos, el empleo de los pellets tiene un balance neutro de emisiones de CO2. Además, sostiene que una instalación de biomasa permite alcanzar ahorros superiores al 50% en la factura de la calefacción.
Principales usuarios
En estos momentos, los pellets se están utilizando para alimentar calderas de biomasa utilizadas en sistemas de calefacción para viviendas, hoteles, piscinas, colegios y granjas, entre otros.
Con la producción de la planta pontesa se podría generar calefacción para unos 15.000 hogares.
Aunque inicialmente estaba previsto que la firma se implantase en Santa Comba, finalmente, debido al atractivo de los incentivos que reciben las empresas que se instalan en As Pontes -cuentan con condiciones especiales tanto de los incentivos de la minería como de los fondos del Plan Ferrol- llevaron a los promotores de esta compañía a instalarse en As Pontes.
Además, el hecho de que se encuentre en una zona de alto aprovechamiento forestal también animó a los socios de Biomasa Forestal a materializar esta iniciativa en la villa minera.
La empresa asegura que, en Galicia, el potencial de aprovechamiento de los restos forestales de talas supera las mil toneladas actuales.
Las plantas de fabricación de pellets, que se comercializará tanto ensacado como a granel, usan como materia prima restos de la primera o segunda transformación de la madera, como aserraderos y fábricas de muebles.
Entrada en funcionamiento
Si las previsiones que maneja en estos momentos la empresa no son erróneas, la entrada en funcionamiento de Biomasa Forestal se producirá en mayo del próximo año.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios