Las ayudas públicas financiaron al menos el 5% de la inversión de LM en As Pontes

15

[La Voz de Galicia] Para instalar su fábrica de As Pontes, la empresa LM Composites recibió incentivos públicos, que le ayudaron no solo a financiar la construcción de la factoría, sino también a sufragar el coste de formación de su personal. La compañía, instalada en la villa minera en 1996 al amparo del plan eólico gallego y, en concreto, de los planes de desarrollo de la industria del viento de Endesa, contó con 24 millones de las antiguas pesetas -unos 144.000 euros- para levantar su planta de fabricación de palas para aerogeneradores, que requirió de una inversión global de 2,8 millones de euros. Así, las ayudas públicas que le fueron otorgadas por el Patronato para la Promoción de Empleo -integrado entonces por Endesa, sindicatos, Concello pontés y la sociedad Sodiga- le sufragaron más del 5% del gasto total. En concreto, los fondos fueron aprobados para amparar la creación de los 32 puestos de trabajo iniciales.


Además, también desembolsó recursos adicionales con los que sufragó el 60% de los costes de formación del personal.
Ayer, el sindicato comarcal de Industria de CC.?OO. aseguró que «LM nace como un proxecto industrial de curto percorrido, deseñado para cubrir unha parte pequena do mercado eólico, recibir axudas públicas de todo tipo, recoller beneficios e levantar o voo para aterrar noutros lugares, con estes mesmos obxectivos». Por ello, el sindicato reclamó a la Xunta «o estudo e análise rigoroso dos proxectos industriais que reciben axudas públicas».
El hecho de que la compañía de capital danés no invirtiese en su factoría pontesa, que se quedó obsoleta y con un producto con escasa demanda en el mercado en beneficio de inversiones en otros lugares, como en Ponferrada, también fue criticado ayer en Radio Voz por el presidente del comité de la factoría, Emilio Agra. Asimismo, el empresario José Ramón Franco calificó de «evidente» la política de LM de priorizar en esta localidad leonesa las nuevas inversiones, aunque aseguró que la apuesta por Ponferrada tiene una lógica desde el punto de vista de la logística.
La posibilidad de que parte de la plantilla se traslade a los otros centros de trabajo de LM es, según Emilio Agra, una alternativa que la compañía dejó encima de la mesa cuando firmaron el expediente de cierre previsto para el próximo 31 de diciembre. Sin embargo, aseguró que los trabajadores no se plantean aún esta opción porque, entre otros, toman en cuenta que tanto el censo de operarios de la factoría de Ponferrada como el de la de Toledo están afectados por expedientes de regulación de empleo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios