Tecnología portátil en las cuadras

24

[La Voz de Galicia] La veterinaria introduce equipamientos de diagnóstico digital similar al usado en medicina, como el que utiliza un facultativo de As Pontes especializado en caballos
Los avances tecnológicos arañan día a día terreno a los métodos de trabajo tradicionales. La veterinaria y la medicina viajan juntas en ese tren. Y es que oír hablar en una caballeriza de píxeles, bytes y diagnóstico digital está ya al orden del día, como si de una clínica hospitalaria puntera se tratase.


A esa revolución en las cuadras se ha sumado Vicente Cebreiro, un veterinario de As Pontes vinculado al mundo del caballo desde que era un crío. Con la licenciatura ya en la mano, resolvió buscarse las habichuelas en un terreno apenas explotado en la comarca, esto es, los dispositivos móviles de diagnóstico digital.
Su clínica sobre ruedas -una discreta furgoneta- transporta lo último en equipamiento veterinario destinado al ganado equino: un ecógrafo portátil y una unidad de diagnóstico radiológico digital. Llevado a la práctica, estos aparatos informáticos permiten obtener imágenes nítidas de las entrañas del animal desde un pecé portátil y de forma directa, aumentando hasta en 300 veces el tamaño, lo que deja fuera de juego al revelado analógico de las placas. A todo ello se le suma la comodidad que brinda el servicio, con el que los propietarios de ganado ya no se ven obligados a realizar el aparatoso traslado de los ejemplares enfermos a un centro. Esta tecnología, que favorece un diagnóstico preciso, hace ya tiempo que se aplica en humanos, pero su elevado coste, de unos 40.000 euros, según explica Cebreiro, implica tardanza en la aplicación veterinaria.
La clínica móvil
La furgoneta del albéitar pontés trota unos diez mil kilómetros al mes por las carreteras de Ferrolterra, Eume y Ortegal, aunque sus servicios ya han sido requeridos en otras localidades más lejanas como San Cosme de Barreiros, en A Mariña lucense. Y es que en plena era digital, el tradicional boca a boca se sitúa como la mejor lanzadera para introducir la tecnología en ciertos mundillos como el del caballo, donde, asegura Cebreiro, «tes unha dedicación de 24 horas ó día, os 365 días do ano».

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios