«La empresa sabía que nuestra pala, por su pequeño tamaño, se estaba quedando sin mercado»

67

[La Voz de Galicia] Emilio Agra es uno de los casi cien trabajadores de la fábrica de palas de LM Composites de As Pontes que perderán su empleo el próximo día 31. Como presidente del comité de empresa ha luchado en el último año por evitar el cierre de la planta, pero no ha sido posible. «Seguramente si el decreto eólico gallego estuviese ya dando sus primeros pasos, nosotros estaríamos aún trabajando», sostiene. No obstante, Emilio responsabiliza a la dirección de la compañía danesa de no haber hecho los deberes: «La empresa no acometió inversiones en los últimos años para modernizar la factoría de As Pontes cuando sabía que nuestra pala, por su tamaño, se estaba quedando sin mercado». Ahora lucha por la recolocación de todos sus compañeros.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios