El presupuesto de As Pontes cae en tres millones arrastrado por la crisis

36

[La Voz de Galicia] El efecto de la crisis económica mundial se ha dejado sentir en todos los ayuntamientos. En este sentido, el de As Pontes, uno de los más pujantes a nivel industrial, no ha sido una excepción. El presupuesto para el 2010, que la corporación debatirá en pleno en los próximos días, refleja un descenso en los ingresos cercano a los tres millones con respecto a las anteriores cuentas y que habían sido prorrogadas. La capacidad de gasto del Concello queda ahora en 12,5 millones. El actual contexto frenó, entre otras partidas, las aportaciones de las licencias de actividad a las arcas municipales. Ante esta situación, el gobierno local no se ha quedado de brazos cruzados y ya ha lanzado un plan de austeridad para rebajar gastos. También, ha puesto en marcha una campaña de información para que los vecinos conozcan las ventajas fiscales de las que pueden disfrutar en función de su renta.


«El gran logro de estos presupuestos es que a pesar de la reducción que hemos sufrido en los ingresos mantenemos intactos todos los servicios a los ciudadanos», explica el edil de Xestión Orzamentaria, Antonio Alonso Román, quien añade: «Pienso que, sobre todo, son unas cuentas responsables para afrontar esta difícil situación». Solo hay una partida que el gobierno local ha decidido incrementar: la del gasto social, que se duplica. «Somos conscientes -comenta Alonso Román- de que durante el 2010 muchas familias van a estar al límite de sus posibilidades y no nos podemos quedar parados. Somos la administración más cercana y la que debe dar respuesta a este tipo de emergencias sociales». Este apartado del presupuesto queda ahora en aproximadamente 900.000 euros, mientras que en las cuentas prorrogadas desde el anterior ejecutivo se destinaban 483.000 euros para este fin.
Conocedores de que es un momento «en el que hay que apretarse el cinturón», los integrantes del gobierno local han puesto en marcha un plan de austeridad para rebajar los gastos. Uno de los pilares de esta iniciativa va a ser el fomento del ahorro energético. Aprovecharán como punto de partida un estudio realizado por la Diputación. «En estos momentos, el Ayuntamiento gasta en torno a los 500.000 euros por este concepto», apunta la primera teniente de alcalde, Montserrat García, quien agrega: «Estamos analizando la posibilidad de apagar ciertos puntos de luz durante unas horas muy concretas, eso sí, siempre respetando los parámetros de seguridad. Todo lo que ahorremos irá destinado también para gasto social».
Otro de los frentes que abrirá el ejecutivo municipal es la licitación conjunta del servicio de recogida de basura y de limpieza viaria. «Vamos a diseñar un pliego conjunto con el que pienso que ahorraremos más de 200.000 euros. Es una manera de racionalizar los recursos», apunta Alonso.
Además, el Concello pretende concienciar a los vecinos para que aumente el número de familias que apuesten por el reciclaje de los residuos. En este sentido, García, señala: «Por el tipo de contrato que tenemos con Sogama, el reciclaje nos bonifica. Es decir, Sogama nos paga dinero que sirve para reducir la factura que pagamos por la retirada de residuos y la recogida selectivas». Un recibo que retira 605.000 euros anuales de las arcas municipales.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios