La comarca tirita con el inicio de año más frío de la última década

73

Las temperaturas bajo cero hicieron que más de una decena de municipios amaneciesen cubiertos de nieve
[La Voz de Galicia, por Rocío Pita Parada] La comarca de Ferrolterra ha iniciado el 2010 con las temperaturas más bajas del inicio de año más gélido de la última década. Ayer al mediodía los cero grados que marcaban los termómetros en Monfero arrojaban una sensación térmica de 3,8 grados bajo cero. El pasado viernes, Meteogalicia situaba la mínima de la comarca en la estación monferina de Marco da Curra, con -2,1 grados centígrados. Y el mercurio bajo cero también en otros puntos de medición como la serra da Faladoira (Ortigueira) y al límite, en Ferrol, Narón y Cedeira.


Por ello, ayer amanecieron nevados más de una decena de municipios de Ferrolterra. A los habituales de As Pontes, Ortigueira, A Capela, As Somozas, Moeche o Monfero se sumaban los de Fene, Neda, San Sadurniño, Cabanas o Pontedeume. El manto blanco dejó prácticamente aisladas algunas parroquias pontesas y de Xestoso, donde se requirió el uso de cadenas para poder transitar. Pero más que la nieve lo que ayer preocupaba a los conductores era el hielo. El mismo que provocó dificultades a primera hora de la mañana de ayer para circular por la AP-9 entre Guísamo y Fene y en 26 kilómetros de la autovía AG-64 Ferrol-As Pontes en ambos sentidos. Los problemas en esta vía persistían por la tarde a la altura de Espiñaredo, según la información de Tráfico. La nieve causó problemas en la AC-861, también en el municipio pontés y en la AC-101, que lleva hasta Ortigueira y que corona el monte Caxado, el punto más alto de la provincia con 757 metros.
Sin funerales ni clases
La comarca del Eume sufre especialmente los efectos de la ola de frío. La Guardia Civil de Tráfico se apostaba durante la mañana en la N-651 en la zona de Laraxe (Cabanas) para advertir a los conductores del riesgo de la circulación por la vía y evitar en lo posible su uso. En Pontedeume la mañana fue complicada, según la Policía Local, en la zona de Andrade y en las carreteras AC-144 y AC-151, que comunican con el vecino concello de Monfero. Allí, el párroco de Xestoso, Luis Ángel Rodríguez Patiño, explicaba que se vio obligado a suspender funerales y también las clases de la UNED Sénior debido a la nieve. Las temperaturas allí llegaron a menos cinco grados.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios