El lago de As Pontes, en el ecuador

67

lago.jpg
Las lluvias de la temporada y el aporte del río Eume sitúan en torno al 45% el llenado del estanque artificial, que será cinco veces mayor que As Forcadas
[La Voz de Galicia, por Rocío Pita Parada] Será en superficie tan grande como 1.600 campos de fútbol. En capacidad, cinco veces el pantano de As Forcadas. Por el momento, es casi la mitad. El lago artificial en que Endesa está convirtiendo el hueco de la histórica mina pontesa se encuentra en torno a un 45% de su capacidad total. Llevará 540 millones de metros cúbicos de agua en un perímetro de 18 kilómetros y hasta ahora ha conseguido acumular 230. Las escorrentías de la lluvia del duro invierno y, sobre todo, los aportes controlados del caudal procedente del río Eume han hecho que en medio año el porcentaje de llenado se haya duplicado. Dentro de dos estará completado, convirtiéndose en uno de los más grandes de Europa, con olas de hasta dos metros.


Pertrechado con chaqueta reflectante y provisto de casco, el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, recorría ayer la zona en autobús, junto al director de Endesa para España y Portugal, José Bogas, y con el director de la mina, Francisco Aréchaga, como cicerone.
Sobre el terreno
Era su primera visita de campo al macroproyecto y no ocultaba su sorpresa. Lo que vio no tenía nada que ver con la mina que un día conoció, pero alabó su filosofía y ejecución, de la que se siente también partícipe. «É froito da iniciativa privada en sintonía coa administración autonómica», recordando que el llenado del hueco fue autorizado por la Xunta en julio del 2005. Sin embargo, el agua comenzó a llegar a principios del 2008. Dos años después aún le queda otro tanto. «El llenado va bien», señaló Aréchaga, por lo que se aguarda que a finales del 2011 o principios del 2012 quede completado.
Tras mirar a un horizonte en el que el agua confluye con el sky line pontés, inevitablemente dominado por la chimenea y las cuatro torres, la expedición se dirigía a la escombrera, una gran extensión de terreno en forma de pirámide escalonada donde hoy ya no queda ni rastro de desechos estériles: solo 600.000 árboles -aún persisten los restos del Klaus en forma de pinos abatidos – e incontables animales. «Esto no es caro si se hace de forma planificada», intentaba convencer a bordo Aréchaga al responsable autonómico mientras transitaban por uno de los 67 kilómetros de pistas entre prados, matorrales y pastos. Ni tanto… ni tan poco. El proyecto del lago y su entorno costará 35 millones de euros.
Un complejo minero de Macedonia, interesado en maquinaria de la antigua mina (ver noticia en “La Voz de Galicia”)

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios