Medio kilómetro de playa para el que la Xunta deberá definir sus usos

48

[La Voz de Galicia] La lámina de agua es desde hace unos meses uniforme. Los tres vasos que oculta bajo su superficie ya no se distinguen con la subida de nivel. En la zona más profunda se alcanzarán los 220 metros. Hoy son ya 150. Las expectativas de ocio que abre el lago artificial para la práctica de la náutica son amplias. También para su disfrute en tierra. Por ejemplo, en la zona de 500 metros de playa que se habilitará y que mostraban ayer directivos de Endesa al conselleiro.


Sin embargo, la administración pública deberá asumir sus responsabilidades antes de que esta pueda ser utilizada como tal. A partir del 2012, cuando esté finalizado el lago, comenzará un plan de vigilancia ambiental que se extenderá durante diez años. En ese período, la responsabilidad continuará siendo de Endesa y, por tanto, limitada a la seguridad de sus trabajadores. Por eso antes de que los bañistas decidan darse un chapuzón la Xunta deberá definir sus usos y hacerse con su titularidad a través de Augas de Galicia, como dominio público. Responsables de Endesa advertían ayer a Agustín Hernández sobre esta circunstancia.
En este sentido, el grupo parlamentario del BNG presentaba una batería de preguntas acerca del seguimiento de la calidad de las aguas del llenado del hueco de la mina. La formación demanda conocer sus resultados y si se han producido alteraciones con respecto a los umbrales establecidos en la declaración de impacto ambiental.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios