Homenaje a quien representa la «historia viviente» de As Pontes

32

El estanquero «de toda la vida» de la villa cumplirá hoy noventa años junto a decenas de familiares y amigos
[La Voz de Galicia] Como es cierto que quien siembra recoge, ahora será Enrique Varela Hyde quien tendrá la oportunidad de celebrar su noventa cumpleaños rodeado de todas las personas que le quieren.
enriquevarela.jpg


Este vecino de As Pontes, de los que se han ganado el calificativo de «los de toda la vida», nació en Ferrol hace nueve décadas, pero la profesión de su padre, médico, le llevó hasta un municipio que a día de hoy conoce como la palma de su mano. Es, según sus amigos, «la historia viviente de As Pontes».
Hoy es su cumpleaños y es por eso por lo que unas cuarenta personas, entre familia y amigos, han preparado para él un día inolvidable. Y desde luego que no lo olvidará, ya que goza de una memoria de ordenador, según explican los más cercanos. «Es capaz de hacer la crónica de la vida de la villa con pelos y señales». Es más, se dice que se sabe de memoria las fechas de nacimiento, primera comunión, bodas y cumpleaños de amigos y familiares. Tampoco se olvida de sus números de teléfono, direcciones y de felicitar a quien cumple años o celebra su santo.
Soltero «de vocación», señalan quienes mejor le conocen, lo cierto es que vive preocupado por las carreras de sus sobrinos y sus familias, además de «cultivar la amistad» cada día. Buen gourmet y amante de los viajes, es también un gran «conversador y aficionado a los juegos de cartas, con las que disfruta como nadie haciendo las diez últimas».
El estanquero de la villa
Hijo del doctor José Varela y Carlota Hyde, Enrique vive en la villa en la que su padre «ejerció con intensidad en una época difícil su profesión de médico y donde su madre se esforzó para que sus hijos recibieran una buena educación». Fue el responsable del estanco del municipio de As Pontes, en la céntrica avenida de Galicia, regentando además la expendeduría de tabacos de toda la comarca, lo que le ayudó a conocer más de cerca la zona y forjar un sinfín de amigos.
Desde hace unos años disfruta de una «merecida jubilación» y hoy, cuando deja atrás la barrera de los ochenta, Enrique Varela recogerá una pequeña muestra de lo que ha sembrado a lo largo de sus noventa años.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios