Urgen un acuerdo Xunta-Endesa para darle uso público al lago antes del 2022

21

[Diario de Ferrol] La advertencia realizada por Endesa, en el sentido de que no va a autorizar el uso público del lago hasta que no finalice el plan de vigilancia, -algo que no ocurrirá hasta el año 2022- ha llevado al gobierno municipal a solicitar la celebración de una reunión urgente de la comisión de seguimiento del proyecto en cuestión. Y es que el asunto tiene su miga.


De cumplirse los términos del acuerdo que en su día hicieron posible la realización de la obra, la Xunta se hará cargo del proyecto ejecutado a partir del año 2012 con la incorporación del mismo al dominio público hidráulico, tal y como hace tan sólo unos días explicó a esta redacción el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández. No obstante, este compromiso no se traducirá de forma automática en la apertura al público del lago. Endesa, también en virtud del referido acuerdo, prevé un período de diez años, del denominado plan de seguridad, para controlar, vigilar y analizar el comportamiento del lago una vez que haya alcanzado el nivel máximo de su capacidad, 540 millones de metros cúbicos de agua (540 hectómetros cúbicos).
El regidor municipal de As Pontes, Valentín González Formoso, entiende que en beneficio de toda la comunidad, tanto local como autonómica e incluso nacional, ambas partes deben mostrarse más flexibles -Endesa mermando el período de comprobaciones y la Xunta asumiendo actuaciones no previstas- a fin de que ese traspaso de responsabilidades permita el disfrute del lago antes del año 2022. González Formoso todavía va un poco más allá. Así, de Endesa también solicita que “esclarezca el asunto para esa transferencia de poderes”, y tampoco descarta que deba asumir gastos inicialmente no contemplados para darle salida a una situación que, por lopronto, ha cogido a algunos por sorpresa y de la que poco o nada se había hablado hasta relativamente poco tiempo, según dicen.
El alcalde pontés también espera muy buena voluntad por parte de la Consellería de Medio Ambiente. Así, apunta que desde la administración autonómica se deben asumir actuaciones como la construcción de los tres principales puntos de entrada al lago que, según su propuesta, deben estar situados en las poblaciones de Saa, Espiñaredo y A Casilla. González Formoso avala esta postura en base a la importancia que las tres poblaciones han jugado en el desarrollo industrial del municipio, y muy especialmente en lo que se refiere a la actividad relacionada con la empresa eléctrica. En este sentido, el regidor municipal subrayó que “son parroquias a las que ahora les toca disfrutar”. La idea de llenar el antiguo hueco de la mima con agua procedente del Eume y de las escorrentías de la propia cuenca minera comenzó a materializarse a partir del año 2008. La previsión inicial que existía con respecto a la finalización del proyecto la situaba en diciembre de 2011, si bien, como se puso de manifiesto durante la reciente visita del titular de Medio Ambiente, Agustín Hernández, a la laguna, comienzan a barajarse otras como más probables.
El año 2012 tiene todas las papeletas. Con respecto a la infraestructura, cabe recordar que actualmente está al 45% de su capacidad final (540 hectómetros cúbicos), que su coste estará en torno a los 35 millones de euros y que su profundidad se aproximará a los 150 metros. Con su entrada en funcionamiento, As Pontes pasará a ser el municipio gallego que acoja el que será el lago artificial más grande de Europa.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios