Valentin Formoso: «No entendemos dónde está la intromisión en la intimidad»

62

En As Pontes no habrá videovigilancia en espacios públicos. Y eso pese al interés del Concello en dotarse de un sistema de videovigilancia que ponga coto al vandalismo que destroza mobiliario urbano y realiza pintadas de forma asidua en la zona. El alcalde, Valentín González Formoso, explica que su intención era dotar de cámaras los polígonos industriales, el edificio del Ayuntamiento -enfocando a equipamientos municipales como los jardines del Campo da Feira y el mercado municipal- y la piscina. La videovigilancia solo se haría por las noches. Sin embargo, los permisos le han sido denegados. Tras solicitarlo, la Delegación del Gobierno rechazó oficialmente la autorización, decisión que fue recurrida por la administración local pontesa. La comisión de jueces que decide sobre la cuestión resolvió de nuevo en su contra. Considera que en este caso por encima del derecho a la seguridad pública está el derecho a la intimidad. «No entendemos dónde está la posible intromisión en la intimidad. Serían cámaras que solo vería la policía», critica el regidor. «Que vengan a ver los gastos que supone el vandalismo», pide. Mientras tanto, Policía Local y personal municipal mantienen el control nocturno del Concello más grande de la provincia.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios