CT-Rad factura cinco millones de euros en su primer año en As Pontes

103

La firma ha creado 14 puestos de trabajo de manera directa y sus responsables esperan llegar a 24 empleados
La compañía asegura que los números son «razonables» para un ejercicio donde cambiaron su centro de producción
[La Voz de Galicia] Construcciones Técnicas de Radioterapia (CT-Rad) inició el pasado año la fabricación de hormigón pesado en los más de 35.000 metros cuadrados que cubren sus instalaciones en el polígono de Penapurreira. La empresa, cuyos principales accionistas son ahora el grupo Aurela, con un 40,5%, y Juan Manuel Caruncho, con un 39,5%, tenía su principal factoría en Toledo, pero necesitaba una zona industrial con fácil comunicación marítima para exportar sus productos al extranjero. De esta manera llegó hasta As Pontes. Durante su primer ejercicio en la villa minera, la compañía facturó aproximadamente cinco millones de euros y creó 14 puestos de trabajo de forma directa. La intención de sus propietarios es ir a más.


El despacho del ingeniero de telecomunicaciones Juan Manuel Caruncho (Bilbao, 1954), la persona que creó CT-Rad en diciembre del 2003 como una consultoría sanitaria, todavía tiene las cajas de la mudanza encima de la mesa. Las paredes permanecen desnudas. El científico se disculpa mientras deja libre el espacio necesario para poder sentarse. «Aún estoy trayendo cosas desde Toledo», lamenta justo antes de empezar a relatar cómo se forjó «la única empresa española que se dedica en exclusiva a la fabricación de hormigón denso». Un material que, sobre todo, posee aplicaciones en el campo sanitario, porque sirve para aislar las zonas de los centros de salud donde se emiten radiaciones. De hecho, acaba de conseguir un contrato para realizar las puertas del mayor centro oncológico de Portugal. Una de las cuatro patentes que tienen registradas sirve para desarrollar un producto que permite frenar el avance de los neutrones. «Trabajamos -asegura- en un sector donde tradicionalmente se ha utilizado el plomo, pero es un material tóxico cuyo procesado es preferible evitar. El hormigón tiene la ventaja de que permite abaratar los costes en un 50%».
Para fabricarlo CT-Rad importa las materias primas (principalmente Barita, algunos derivados del Boro, y Magnetita) a través del puerto de Ferrol. Después, ya en el polígono de Penapurreira, se mezclan con cemento y moldean hasta alcanzar el resultado final.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios