La Xunta admite que Endesa mantuvo seco el río Eume durante medio siglo

70

La empresa responde a la Fiscalía que nadie le exigió un caudal ecológico
[El País] La Consellería de Medio Rural reconoce que Endesa desecó un tramo del río Eume durante cinco décadas “provocando la pérdida de su ecosistema acuático”. En un informe de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza remitido a la fiscalía provincial especializada en delitos ambientales a finales de febrero, la Xunta admite que desde 1960 no “hay constancia de que Endesa haya soltado caudal ecológico” en los 50 años de existencia del embalse de A Capela. Como consecuencia, un tramo de 3,4 kilómetros del cauce del Eume, entre la represa y la central hidroeléctrica situada río abajo, “ha permanecido seco”, salvo por “pequeños aportes de agua” de algún regato próximo o cuando el embalse rebosó.


El argumento de la compañía eléctrica ante el ministerio público es que ninguna administración se lo exigió, pese a que todo río debe mantener un caudal mínimo constante del 10% de la media anual del río, y así consta en al menos media docena de leyes y directrices europeas como la Lei de Pesca Fluvial de 1992. En el último medio siglo, Endesa no abrió las compuertas del pantano, cuyo fondo está cubierto de lodos y fango, para devolver agua al río que riega el parque natural de las fragas del Eume, uno de los más singulares de la Europa atlántica.
En tres kilómetros, a su paso por A Capela, por el cauce del río no corre más que una corta vía de agua sobre un lecho de musgo y rocas sin peces ni otro rastro de vida acuática. Endesa defiende que el río “no está seco” y señala que existe “una pequeña cantidad de agua” con un volumen que no determina. “Endesa no tiene constancia, no por sí misma, ni por parte de ninguna administración pública, de daños ambientales en el tramo del río Eume”, se justifica la compañía en un escrito a la fiscalía provincial.
La presa del Eume se inauguró en 1953 aprovechando un salto de 245 metros de altura. Su explotación pasó de la antigua Sociedad General Gallega de Electricidad a Unión Fenosa en el 57. Endesa la compró en 1985 y desde el 2001 la explota Endesa Generación, que cuenta dos minicentrales en el mismo río.
Indignados por medio siglo de expolio acuático sobre el Eume, la asociación ecologista AEMS-Ríos con Vida llevó su denuncia contra Endesa Generación ante la Fiscalía provincial el 29 de enero por posible delito contra el medio ambiente y los recursos naturales. “Un título concesional no permite secar un río”, defiende Pedro Brufao, catedrático de Derecho y presidente de la entidad que se querelló contra la eléctrica.
La investigación penal, todavía en fase de diligencias previas, requirió a la eléctrica informes y datos que la compañía no pudo precisar con exactitud. Además, el fiscal se tropezó con las reticencias de la eléctrica. Agentes del Seprona en Pontedeume intentaron en más de una ocasión ponerse en contacto con directivos de la empresa que salieron con evasivas, hasta que recibieron un ultimátum “bajo advertencia de incurrir en delito de desobeciencia”.
“Cómplices por omisión”
Endesa respondió que “hasta la fecha” ninguna administración le había exigido un caudal ecológico y que carecen de sistema para desaguar y medir. No obstante, apuntan que voluntariamente liberan entre “275 y 350 litros por segundo de forma constante” al pie del embalse en función del nivel de la presa.
Desde Ríos con Vida lo desmienten porque el río “está totalmente seco y así ha estado cinco décadas” y denuncian que Aguas de Galicia les denegó “injustamente” el acceso a los registros históricos del río, que tampoco facilitó todavía al Valedor do Pobo. “Es una grosería administrativa”, se quejan y no descartan querellarse contra la Administración por cerrarle el paso a datos públicos. Exigen a la Xunta que decrete “la caducidad” de una concesión otorgada por 99 años en pleno franquismo. No obstante, la Xunta ya ha exigido a Endesa que, “con la mayor brevedad”, diseñe un sistema para reponer el caudal ecológico.
La denuncia de Ríos con Vida contra Endesa por delito de captación de aguas también cita al conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, y a la presidenta de Augas de Galicia, Ethel Vázquez, a quienes consideran cómplices “por omisión”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios